El clima lanza un ultimátum

Bonn acoge la nueva cumbre sobre cambio climático con la evidencia de que el tiempo de actuar se acaba

Los compromisos anunciados en París 2015 solo garantizan un tercio de la necesaria reducción de emisiones

Antonio Madridejos

Un aerogenerador eólico delante de las torres de ventilación de la central térmica de Gelsenkirchen, en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia. / MARTIN MEISSNER (AP)

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases responsables del actual cambio climático parecen haber tocado techo y desde hace tres años se mantienen relativamente estables, en buena parte por la contención del crecimiento en China y otros países emergentes, por el abandono gradual del carbón y también por los progresos en energías renovables y eficiencia. Sin embargo, como advierte la última evaluación del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), eso significa que la atmósfera aún recibe anualmente un aporte suplementario de 50 gigatoneladas, 50.000 millones de toneladas. Demasiadas para ser absorbidas sin que ello afecte al clima.

Continuar leyendo

Un mapa interactivo recoge movimientos mundiales contra combustibles fósiles

El mapa muestra el impacto mundial de las acciones de resistencia directa que llevan a cabo las personas que se enfrentan físicamente a proyectos de extracción de combustibles fósiles

 

Investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) han elaborado un mapa interactivo que recoge los movimientos mundiales contra los combustibles fósiles.

El mapa muestra el impacto mundial de las acciones de resistencia directa que llevan a cabo las personas que se enfrentan físicamente a proyectos de extracción de combustibles fósiles, fenómeno denominado con el término “Blockadia”.

El mapa Blockadia recoge una selección de 50 casos de movimientos de resistencia a la extracción de combustibles fósiles recopilados en el Atlas de Justicia Ambiental (EJAtlas) (www.ejatlas.org ), un inventario mundial de conflictos ecológico-distributivos elaborado en el marco del proyecto Environmental Justice (ENVJUSTICE), un programa europeo financiado con casi 2 millones de euros.

Continuar leyendo

Finlandia demuestra que una renta básica para todos puede funcionar

En un pequeño pueblo rural de Finlandia, un hombre recibe dinero gratis. Casi 560 euros entran en su cuenta corriente cada mes, sin ningún tipo de ataduras. Puede usar el dinero como quiera. ¿Quién es el benefactor? El Gobierno finlandés. Parece el preludio a una película de suspense, o a lo mejor a un reality de televisión. Aunque la historia de Juha Järvinen es más interesante. Es básicamente un ratón de laboratorio en un experimento que puede definir el futuro de Occidente.

Continuar leyendo

Finances Islàmiques: Un model participatiu

Elements clau del sistema financer islàmic

Autor: Sergi Jiménez – Coophalal

Ponència presentada al Club Segle XXI en el cicle Un món de models de finançament. 04/10/2017

 

Continuar leyendo

Pesca Sostenible


La pesca és una activitat econòmica molt potent, tot i que els pescadors locals sobreviuen com poden a la davallada de les espècies marines. Durant molt temps, fins i tot els científics pensaven que els recursos marins eren inexhauribles, però la pesca industrial i els avenços tecnològics han convertit el miratge de l’abundància en una realitat de sobrepesca.

El vídeo següent es va emetre en el programa  BTV DEUWATS

Las emisiones se han estabilizado pero la cantidad de dióxido carbono en la atmósfera sigue aumentando

Si las emisiones no cambian durante las próximas dos décadas, lo cual sería un logro en cierto sentido, sería terrible para el problema del clima

CAPE GRIM, Tasmania — En los mejores días, el viento que ulula aquí no ha tocado la tierra durante miles de kilómetros, por lo que el aire que llega debería ser el más limpio del mundo.

Pero en un risco por encima del mar se ubica un edificio que alberga un conjunto de máquinas sofisticadas dedicadas a olfatear el aire, día y noche, produciendo indicadores que revelan cómo la actividad humana está alterando al planeta.

Durante más de dos años, esta estación de monitoreo —junto con otras ubicadas al otro lado del mundo— ha estado emitiendo una advertencia: el dióxido de carbono que quema el planeta se elevó al nivel más alto jamás registrado en 2015 y 2016. Un nivel de incremento ligeramente más bajo pero inusual ha continuado en 2017. Continuar leyendo