La Alianza por la Emergencia Climática exige la declaración de la Emergencia Climática a los nuevos ayuntamientos

La sociedad organizada presiona a los ayuntamientos para que declaren la Emergencia Climática inmediatamente y tomem medidas urgentes

Versión moción en catalán

  • La Alianza Climática, uniendo a la sociedad civil española, dirige su mirada a los Ayuntamientos de España coincidiendo con la inauguración de su mandato
  • La Alianza exige que la declaración de Emergencia Climática asuma la elaboración y cumplimiento de compromisos políticos reales y vinculantes, mucho más ambiciosos que los actuales
  • Se exige que los Ayuntamientos asuman compromisos sobre las medidas que se deben adoptar y que se comprometan a elaborar una hoja de ruta vinculante
Continuar leyendo

Mediterráneo inquietante

Josep Cabayol y Siscu Baiges 19/06/2019

En el conjunto de la cuenca del Mediterráneo, ya se ha superado el grado y medio de aumento de tº. Pronostican un aumento de hasta 2,2 grados hacia el 2040.

En los informes del The Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC), la cuenca mediterránea ocupa un espacio reducido. Contrariamente, los datos de los países de la orilla norte –no los hay fidedignos de la sur– son inquietantes. Lo muestran los datos de Catalunya, donde la temperatura aumenta 0,25 grados cada década desde 1950. Y también donde, en los últimos 25 años, ha subido 1 grado –0,40 cada decenio–. En total y desde los años 50 del siglo pasado, ha subido 1,6 grados,  1,1 en el conjunto del planeta.

Continuar leyendo

Transición Energ-ética

Presentación en el Foro Social Antinuclear

Jordi Ortega, FSMA – Madrid 2019


Continuar leyendo

Refugiados ambientales: la consecuencia silenciosa del cambio climático

En 2018 hubo 17,7 millones de migrantes, 2 millones de los cuales, como mínimo, son atribuibles al cambio climático.

Josep Cabayol, Siscu Baiges y Ester González (SICOM, Solidaritat i Comunicació) 10/06/2019

El 3,3% de la población mundial vive fuera de su lugar de nacimiento, 260 millones de personas según la Organización Mundial de las Migraciones.
De ellas, 68,5 millones son desplazadas forzadas, según el Alto Comisionada de Naciones Unidas para los Refugiados (ANUR), que no dice cuántas lo son por causas climáticas. Es difícil precisarlo. En el informe de la ONU de marzo de 2019, se asegura que durante 2018 hubo 17,7 millones de desplazados internos, de los cuales y, como mínimo, 2 millones son atribuibles al cambio climático. Los datos de OXFAMson peores: 21,8 millones de desplazados internos de promedio entre 2008 y 2016 a causa de fenómenos meteorológicos extremos y repentinos. 4 millones en 2017. El Centro de Monitoreo de Desplazamientos Internos del Consejo Noruego de Refugiados sostiene que en 2017 y por causa del clima, hubo 16,1 millones de desplazados (8.6 por inundaciones y 7,5 por tormentas, en especial ciclones tropicales).

Continuar leyendo

George Monbiot, Ann Pettifor: como hacer frente a la crisis climática

Conversación entre George Monbiot y Ann Pettifor y Aaron Bastani sobre las alternativas al sistema económico capitalista basado en un crecimiento perpetuo imposible

La agricultura en una economía de estado estacionario

Una economía de estado estacionario respalda los sistemas agrícolas diversos, eficientes y resilientes que brindan seguridad en el suministro de alimentos, comunidades saludables y ecosistemas intactos

CASSE: Agriculture in a Steady State Economy

Sistemas Agrícolas desmesurados

Desde los albores de la revolución industrial, la escala de las granjas ha aumentado enormemente. Fertilizantes artificiales, tractores y otros inventos, junto con el petroleo barato, han aumentado simultáneamente la producción de alimentos y la disminución de costes. La producción de alimentos a gran escala ha bajado los precios más bajos hasta el punto que los ciudadanos estadounidenses gastan sólo 11% de sus ingresos en comestibles (en comparación con aproximadamente un tercera hace cincuenta años). Medido en dólares o en calorías, la gran agroindustria parece ser eficiente. El problema, sin embargo, es que los bajos precios de los alimentos externalizan muchos costes. Los costes de los ecosistemas degradados, la escasez de recursos y las comunidades agrícolas fracturadas no se reflejan en estos bajos precios de los alimentos.

Continuar leyendo