La ley catalana de cambio climático en el Tribunal Constitucional

El cambio climático sometido al 155?

 

, Barcelona

Traducción al castellano del artículo publicado en la La Vanguardia

Ni una Ley aprobada por 122 votos a favor y 11 abstenciones (2 Ausencias)  evita que el Consejo de Ministros la lleve  al Tribunal Constitucional . La Decisión contra la Ley catalana de cambio climático  coincide con el inicio de la COP 23 en Bonn (la cumbre climática de Naciones Unidas).

¿Qué parte de la Ley es recurrida? El Consejo Ministros, que preside Mariano Rajoy, el día 2 de noviembre presenta recurso de inconstitucionalidad contra los artículos: 2.2.e), 4.e), 5, 6, 7, 8, 11, 16.3, 19, 21.4, 24.3, 24.4, 39.3, 40 a 50, 51, 52; las disposiciones adicionales primera, segunda, tercera y séptima; disposición transitoria tercera; y disposiciones finales quinta y sexta de la Ley Catalana de Cambio Climático que fue aprobada por el Parlamento de Cataluña el 27 de julio y  publicada en el DOGC el 1 de agosto. El argumento es la invasión de competencias del artículo 149.1 en materia de planificación general de la actividad económica. Demuestra la “incontrolabilidad” por parte del Estado-nación cuando, sin discriminación argumentativa, el “Toma todo” y, en lugar de buscar una aguja en un pajar, lleva todo el pajar al Tribunal Constitucional. El Estado, al mismo tiempo,  controla todo  y no controla nada.

Es la filosofía de 155! Dejar a Cataluña sin gobierno para convocar elecciones cuando  -según el Estatuto (Ley orgánica) -es competencia del presidente hacerlo. Xavier Arbós argumenta que con el 155 “se habilita al gobierno para dar instrucciones a todas las autoridades de la comunidad autónoma, pero no puede modificar el Estatuto, que sería lo que ocurriria si ordenase disolver el Parlamento“. Ha dejado el 155 en Cataluña sin parlamento y sin gobierno. Reconoce una cierta capacidad, a partir de la regla 23 del artículo 149.1, que permite a las Comunidades Autónomas ejercer normas adicionales. Vulnera el reparto de competencias no cerrada a la constitución. ¿Qué aspectos recurre al constitucional?

Presupuesto de Carbono

La columna vertebral de la ley del cambio climático   es el “presupuesto de Carbono”. Sin él,  la Ley de cambio climático sería una estrategia más. La estructura de la Ley del Clima británica , donde queda definido qué es y qué no es una Ley del clima, articula: (i) Carbon Target (Objetivos) y Carbon Budget (períodos de Cumplimiento, cada 5 años); (ii) Comité del Clima (que hace un seguimiento anual, propone medidas al parlamento); (iii) Traging Schemes (reguladores; un esquema de intercambio entre sectores, reconocimiento de otras autoridades como el gobierno de Escocia) (iv) Impactos y adaptación (v) Consejería.

Los ministerios de energía y medio ambiente   son los impulsores de una ley del clima y transición energética. En el cuestionario pregunta sobre el horizonte: 2030 y / o 2050. En la Tramitación parlamentaria de la Ley catalana de cambio climático se incorpora, en lugar de los “Objetivos» (para 2030, 2040 o 2050), el concepto muy británico de Carbon Budget. El artículo 7, llevado al tribunal constitucional, fija un “Presupuesto” . El Gobierno tiene que presentar al Parlamento el presupuesto para períodos de 5 años, revisables, de acuerdo al artículo 5.1.

La disposición adicional primera recurrida por el TC, fija los objetivos de mitigación para el 2030 del 40%, 2040 65% y 2050 del 100%. Se recurre al constitucional la disposción quinta y sexta: se establece en los periodos para los próximos presupuestos de carbono: 2012-2015, 2026-2030, 3031-2035, este último periodo tiene que ser aprobado antes del  2021.  La aprobación de los Presupuestos de carbono debe tener  una antelación de 10 años.

¿No tiene Cataluña competencias  sobre política climática?

El recurso al constitucional incluye cierta contradicción. La disposición quinta ordena la renovación del miembro de comité del cambio climático que regula el artículo 32. Y este artículo no ha sido recurrido por el  Estado. La función fundamental del comité, que es evaluar, hacer recomendaciones, etc.,  queda en suspenso. ¿Cómo evaluar el grado de cumplimiento del presupuestos del carbono si no hay presupuestos del Carbono?.

La Propuesta de la ley de cambio climático era un mandato del consejero Lluís Recoder. El gobierno retrasó la tramitación de una ley en el Parlamento; el proyecto era una copia de la ley vasca que desarrolla las políticas climáticas sectoriales, lejos de la ley británica. El  CADS, que depende de Raül Romeva, más que rebasar  ley británica en la línea de David Miliband, considera que “supondrá sobrepasar determinados aspectos competenciales en la actual distribución de poderes entre el Estado Español y Cataluña … sobre todo en el campo de energía … “. ¿Qué queda? Un comité del clima, sin atribuciones, ni la disposición quinta sobre el sistema de nombramiento.

Transición energética

El recurso, de facto, parece un recurso previo de inconstitucionalidad al Plan Nacionales para la Transición Energética (PNTEC). Los anteriores planes energéticos aprobados por la Generalitat habían tenido un recurso al Tribunal Constitucional. El recurso de la disposición segunda de presentar una plan que, junto con el plan anterior 2012-2020, pueda planificar las políticas de mitigación en el ámbito energético, significa recurrir los planes anteriores (su actualización). Un plan en el que no se ha tenido, a excepción de la directora de ICAEN Assumpta Ferran y del Director General de Energía Pere Palacín, suficiente determinación para llevarlo al Parlamento.

La aberración de recurso afecta a las definiciones. Contra el artículo 4, e) no se presentó ninguna enmienda: define el edificio de consumo energético casi nulo, como un elevado nivel de eficiencia energética, la poca energía consumida cubierta por energías renovables (según  la Unión Europea debe ser producida in situ en el propio edificio; aquí incluye la generación en el entorno de los edificios). Sirve para eliminar toda referencia a la política de ahorro y eficiencia del artículo 19; ni las medidas hacia la transición energética, desnuclearización y descarbonización de la economía; 19,1.c) ni proponer al 2050 un modelo eléctrico 100% renovables, en 2030 del 50%; 19.1.d) ni favorecer el autoconsumo energético a partir de renovables; 19.2a) ni preservar los puestos de trabajos en el territorio donde se localizan las nucleares con una previsión del cierre para el  2027; 19.5 ni el compromiso de presentar propuestas normativas dentro del Pacto Nacional para la Transición Energética.

Toda la disposición adicional tercera, recurrida. En ella se  desarrolla la forma de aplicar, a partir de la licencia de nuevos edificios y de gran rehabilitación, toda la política de eficiencia energética. La ley contemplaba los requisitos para considerar “el edificio de consumo de energía casi nulo” a partir de 1 de enero 2020, en caso de titularidad privada y en 2018 en caso de titularidad pública.

Vulnerabilidad al cambio climático

El recurso a la disposición tercera es un recurso contra el ESCACC 2013-2020 aprobada el 13 de noviembre 2012. A partir de ahora cualquier referencia a políticas o leyes aprobadas hace una década: esta referencia puntual es la excusa para presentar recurso de inconstitucionalidad a esta ley.

Proteger zonas inundables será inconstitucional. Evaluar riesgos climáticos: Cataluña no tiene competencias, en tanto que afecta a la actividad económica general. La falta de lógica se aberrante. Se pueden efectuar las modificaciones pertinentes derivadas de los acuerdos de los artículos 10.1, no recurrido (marco estratégico de adaptación al cambio climático); en cambio se recurre al artículo 11 que tiene como objetivo reducir las vulnerabilidad del cambio climático (la inclusión en los informes de impacto ambiental los efectos del cambio climático). Irónico es el recurso a la interconexión de las redes de abastecimiento de agua, artículo 16; hecha por un gobierno favorable a los trasvases. Sólo se explica por el hecho que  estas conexiones no conlleven las interconexiones de cuencas.

Sin fiscalidad ecológica, ni tiene eco, ni lógica

El recurso del artículo 39.3 y del artículo 40 a 50 deja en el aire todo el apartado de fiscalidad ecológica. El artículo 39.3 recurre  todas las bonificaciones, devoluciones y otras medidas similares. La OCDE reclama la  eliminación de  ayudas para adquirir y consumir recursos fósiles. No se trata ya de lucha contra el cambio climático, primero hay que dejar de favorecerlo.

No nos podemos extender qué aspectos de la fiscalidad ecológica recurre al constitucional. Veremos qué queda en pie. También recurre  los artículo 24,3 (promover que los vehículos, a partir de 2030, no sean de combustión interna: es decir, promover coches eléctricos), 24,4 (reducir un 50% la dependencia de combustibles fósiles), 21.4. ” la electrificación de los principales puertos para conexión” (que forma parte de las medidas de correcciones ambientales sin las cuales  el Ministerio no hubiera aceptado las autorizaciones ambientales a las centrales de ciclo combinados en el Puerto de Barcelona). Por un problema competencial podemos derribar las  condiciones sobre una autorización ambiental.

¿Qué queda de la fiscalidad ecológica? El artículo 39,1: sobre el impuesto al vehículo de tracción mecánica, de la Ley 5/2017, sobre los elementos radiológicos, 39,1.a ,sobre las actividades que emiten CO2, 39.1, b; sobre las  emisiones de grandes barcos, 39.2. Todas ellas son recaudaciones no finalistas. Se gestionan a partir del Fondo del Clima que está contemplado en el artículo 51 y también ha sido  recurrido al constitucional. Si lo acepta el TC su autoestima quedaría por debajo de tierra.

Enmiendas del PP

La pregunta que nos planteamos es si el PP, en la tramitación parlamentaria, no presentó enmiendas a los  artículo recurridos  . Algunas de sus enmiendas eran de adicción, ej: en el artículo 4,1, que deca “El gobierno debe presentar al Parlamento”, hacia una matización con el fin de contribuir en la parte proporcional al cumplimiento de los protocolo de Kyoto por parte del Estado español …), al igual que el artículo 4,3 y 4,4, con respecto a la adición sobre el cumplimiento de la parte proporcional …

Hizo enmiendas de supresión de la disposición primera, no de la segunda, tercera ni sexta que presenta el gobierno. En artículo 16, el PP no presentó ninguna enmienda, ni en el artículo 11. Pidió adición del artículo 1,2, a) “disminución de emisiones de acuerdo con directivas europeas para contribuir a la transición con una bajada de emisiones y consumo de combustibles fósiles “. Artículo 4,1 “el gobierno debe presentar al Parlamento con el fin de contribuir en la parte proporcional al cumplimiento de los protocolo de Kyoto por parte del Estado español …),”. Artículo 4,4 2 otras vez “el cumplimiento de la parte proporcional …”.

¿La cumbre  de Bonn se puede recurrir al constitucional?

El gobierno puede justificar el recurso en que la soberanía nacional es indivisible. La cumbre de Bonn tiene que  darnos  algunas alegrías. Iberdrola se suma al debate abierto en Europa sobre el futuro del carbón. En Alemania la exigencia de los Verdes para formar una coalición entre CDU, Liberales y Verdes (los colores de la bandera de Jamaica), pasan por poner fin al carbón. No es un obstáculo!

Ignacio Galán, con su corbata más verde, pide al gobierno el cierre de las centrales de carbón. “Iberdrola echa un pulso al Gobierno al pedir el cierre de dos de sus centrales de carbón” – tituló  El País.  se dijo también que   “en el transfondo de no abrir Garoña está el pulso … al gobierno”. España es diferente. El gobierno alemán recibe “pulsos” de signo opuesto: frenar las renovables para evitar el cierre de carbón. El hermano del antiguo secretario de estado de energía, ministro Alvaro Nadal, afirma:  “se denegará el cierre de una instalación cuando amenace la seguridad de suministros eléctrico o cuando suponga efectos desfavorables en los precios de la electricidad, entre otros motivos “.

En La Vanguardia Antonio Cerrillo, galardonado con el Solarprize 2017, informa que : “Iberdrola sostiene que, con estos cierres, ratifica su  suma al  compromiso de reducción  de la intensidad de las emisiones de CO2 un 50% en el año 2030 respecto a los niveles de 2007 y ser neutra en carbono en 2050 “. Si Baviera presentó recurso al BCE, el TC alemán dijo un “si a alemana”; el gobierno puede llevar los acuerdos de Bonn a TC que puede resolver con un “si en España”.

Entre estar por debajo de lo exigible o no estar

Yanick Jedot, que participó en las primarias del PS, eurodiputado de los Verdes, critica la distancia entre discurso y realidad: “el gobierno persigue una estrategia de demolición de las ambiciones europeas de energía renovable, en nombre de la fiera defensa de una industria nuclear “. Juan López de Uralde, diputado de Podemos y líder de Equo, escribe: Rajoy ha perdido en Bonn una oportunidad única de sumarse al pacto entre Merkel y Macron contra el cambio climático  . En Twitter Emmanuel Macron se comprometía: “la France est engagée dans ces derniers mois pour une sortie de la production des energies fossiles. Nous fermerons toutes las centrales à Charbon de ici 2021. # COP23 “.

El líder del PSOE en Castilla-León, Luis Tudanca reclama al gobierno implicación y un decreto para impedir el cierre del carbón en la comarca. Mientras que en Ferraz un grupo de expertos del PSOE impulsa la transición ecológica. No es un problema muy diferente del que tiene el SPD. No superó el 20% en las elecciones. Kraft fichó alex-presidente de Baja Sajonia como ministro de economía para Renania del Norte; Garrelt Duin censura a la ministra de medio ambiente, Barbara Hendricks del SPD, por querer hacer retroceder el carbón. El partido ganador en Baja Sajonia en las elecciones Federales fue la extrema derecha de Alternativa para Alemania. Defiende su “sentimiento” hacia el carbón. La transición energética ahora es más conocida por Energie-ende (sin la W la “transición” se transforma en “fin”).

La Gran Coalición (CDU-SPD) no tuvo suficiente determinación para alcanzar el objetivo climático y cerrar 15 centrales de carbón, gracias a una tasa de 17 euros / tonelada de CO2. Ahora parecen mejores las predisponsicions de la inédita coalición jamaicana (Verdes, CDU y Liberales). Son mejores. Angela Merkel tuvo el pragmatismo para elegir entre gobierno y nuclear, ahora el dilema es entre gobierno y carbón.  Tan solo ha hecho suya la mejor política de la oposición.

¿Retorno a la política, no sólo energética, del siglo XIX?

Ningún país puede ser una potencia del siglo XXI con energía del siglo XIX. La política climática interna global debe descargarse en instancias inferiores: ciudades y gobiernos regionales. Hay una ciudades mundiales unidas en sustitución de Naciones-Estados Unidos. El gobierno de Mariano Rajoy va a mantener la bipolaridad de decir una cosa y hacer la opuesta. Está más cerca de Donald Trump que del dúo de Angela Merkel y Emmanuel Macron.

Como no entienden  que la función de Bonn supera al cambio climático: se trata de situar a Europa, de nuevo, en la centralidad de una agenda global. Mientras Angela Merkel anuncia el fin del carbón por parte del gran productor mundial, el gobierno de Rajoy anuncia prohibir cerrar las centrales de carbón.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *