El Premio Nobel para la economía de la innovación y el cambio climático suscita controversia

The 2018 Sveriges Riksbank Prize in Economic Sciences in Memory of Alfred Nobel. Credit: Nobel Foundation

Premio Nobel de Economía va para economistas William Nordhaus y Paul Romer

 

por Adrian Cho. Oct. 8, 2018 https://www.sciencemag.org/news

A menudo, la adjudicación de un Premio Nobel desencadena críticas sobre quién más debería haber compartido el premio. El premio “Nobel” de economía de este año, oficialmente, el Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel, ha generado una extraña controversia. Algunos economistas argumentan que el trabajo de uno de los ganadores está equivocado y ha comprometido la capacidad de la humanidad para hacer frente a la amenaza existencial del cambio climático.

Resultado de imagen de William Nordhaus

La mitad del premio económico, de $ 1 millón de este año, honra a Paul Romer, de 63 años, economista de la Stern School of Business de la Universidad de Nueva York por su trabajo “integrando innovaciones tecnológicas en el análisis macroeconómico a largo plazo”. La otra mitad se dirige a William Nordhaus, de 77 años, economista de la Universidad de Yale “por integrar el cambio climático en el análisis macroeconómico a largo plazo”.

Los premios se produjeron el mismo día en que el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) publicó su último informe, que enfatizó el aumento del daño ambiental que ocurrirá si los seres humanos no limitan el aumento de las temperaturas promedio mundiales a 1,5 ° C, y permiten que suba 2 ° C. El informe del IPCC también dice que las personas tienen aproximadamente una década para reducir sus emisiones de carbono a la mitad antes de que el objetivo inferior se escape. “Estoy muy, muy complacida de que alguien que trabaja en el cambio climático obtenga el Premio Nobel”, dice Katheline Schubert, economista ambiental de la Escuela de Economía de París. “Ciertamente, es bien merecido”.

“Es completamente posible que los humanos reduzcan las emisiones de carbono. Habrá algunas compensaciones, pero una vez que lo intentemos encontraremos que no fue tan difícil como pensamos que sería”. Paul Romer, Stern School of Business de la Universidad de Nueva York

 

Sin embargo, algunos economistas se opusieron a las menciones porque el trabajo de ambos laureados enfatiza el crecimiento como la medida final del éxito de una economía, −un enfoque que argumentan ha contribuido a la crisis climática. “Diría que [este premio] es el último hurra de cierta vieja guardia de la profesión económica que quiere preservar la idea de crecimiento a toda costa”, dice Julia Steinberger, economista ecológica de la Universidad de Leeds en el Reino Unido.

(Traducción I. Palomera)

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *