Descarbonicemos… ¡Nos va la vida!

La civilización de los combustibles fósiles es insostenible, tanto por lo que se refiere a su agotamiento material como porque está convirtiendo el espacio habitable en tóxico

Josep Cabayol y Siscu Baiges ,06/04/2019 

Las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado en los últimos tres años, contradiciendo las recomendaciones de los acuerdos de París. También el consumo de combustibles fósiles. En oposición, se ha acentuado la alarma y la contestación, sobre todo la de los más jóvenes, que temen por su futuro y claman: ¡nos va la vida!

BARCELONA 20/3/2017 Contaminacion en el Paralel i resto de ciudad con barcos en primer termino contaminando vista desde la Torre de Sant Sebastia FOTO DE JULIO CARBO

Hacer frente al calentamiento es de una gran complejidad y requiere de una transformación civilizatoria que se parece más a una revolución que a una transición, como se suele calificar, que debería ser socialmente justa y equitativa.

Para hacernos una idea. Paavo Järvensivu es un economista biofísico, autor principal de un estudio de la Unit Bios de Hèsinki en que analizan, para el informe sobre desarrollo sostenible de Naciones Unidas Governance of Economic Transition, del 2019, como deberían transformarse las economías para hacer frente a la crisis ambiental, económica y social.

Argumentan: a medida que los costes ecológicos y económicos del consumo industrial excesivo aumentan, el crecimiento económico constante, al que nos hemos acostumbrado y el capitalismo necesita, está en peligro. Y que gran parte de la volatilidad política y económica que hemos visto en los últimos años tiene una causa fundamental en esta creciente crisis ecológica.

En este sentido, sostienen que el capitalismo tal como lo conocemos se ha acabado. Los mercados no pueden liderar la transición. Y cada Estado tiene que disponer de su moneda soberana para invertir/financiar las transformaciones que la sociedad precisa.

Le hemos preguntado cuáles deberían ser las tres primeras decisiones que se deberían tomar tanto en los países desarrollados como en vías de desarrollo.
1. Calentar y enfriar casas y producir electricidad sin quemar carbón ni otro combustible fósil.
2. Transportar personas y mercancías sin quemar petróleo ni ningún otro combustible fósil.
3. Producir alimentos de manera que se regenere el suelo en lugar de erosionarlo.

El transporte internacional

No son difíciles de interpretar pero sí muy difíciles de realizar. Energías renovables. Drástica reducción del transporte internacional de mercancías y la aviación. Soberanía alimentaria, agroecología, en el norte y el sur. Y esto quiere decir acabar con el transporte internacional de alimentos y limitarlo a la seguridad alimentaria.

Le hemos pedido dos aclaraciones a Järvensivu. Primero: moneda soberana, ¿abandonar el euro? O los estados vuelven a la moneda soberana –o combinan su propia moneda con el euro–, sostiene, o las normas de la zona euro se cambian para que los estados puedan gastar lo que precisen para hacer la transición.

 Segundo: ¿abandonar el capitalismo? Si conseguimos economías de transición hacia la neutralidad del carbono y, al mismo tiempo, proporcionamos igualdad de oportunidades para la vida buena, dice, no importa si la economía tras el periodo de transición se llama «capitalista» o no. Ahora bien, si el capitalismo se basa en la acumulación de riqueza, entonces no se puede mantener.

La civilización de los combustibles fósiles es insostenible, tanto por lo que se refiere a su agotamiento material como porque está convirtiendo el espacio habitable en tóxico y amenaza a todas las especies que habitan la biosfera. Esta es la alarmante realidad climática y social que se debe afrontar. Y no queda tiempo.

https://www.elperiodico.com/es/opinion/20190406/articulo-opinion-josep-cabayol-siscu-baiges-descarbonicemos-nos-va-la-vida-combustibles-fosiles-emergencia-7392796

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *