Alemania, Francia, Suiza y Austria crean una red de trenes nocturnos.

Vuelven los trenes nocturnos

PAU NOY SERRANO – 17/12/2020 – 22:53 h

Poco a poco Europa vira su proa desde el transporte insostenible hacia el sostenible. Donde antes se exigía competitividad, oímos hablar ahora de transporte de cero emisiones. Las prioridades están cambiando y lo hacen con rapidez. Está claro que la pandemia de la COVID ha abierto los ojos a los gobernantes europeos. No es que el virus haya sido el catalizador de ese cambio, sino que lo que ha propiciado el cambio de prioridades. Buscamos un transporte lo más cerca posible de las emisiones cero y para ello el ferrocarril es el mejor instrumento. De hecho, en España, todo el ferrocarril de larga distancia, regional y urbano o suburbano tiene ya emisiones cero porque todas las compañías se proveen con energía eléctrica 100% renovable. Prácticamente todo el ferrocarril español de viajeros disfruta de la tracción elèctrica. En Cataluña todo es eléctrico excepto la línea de la Pobla de Segur. Una pena que no se aprovechase hace unos años su reforma para electrificarla.

Con la pandemia hemos descubierto que no necesitábamos viajar tanto, que seguramente era un error colosal que los gobiernos regionales subvencionasen las compañías áreas de bajo coste para llevar vuelos a sus territorios, y que es profundamente injusto, y contrario a la competencia entre transportes, que los vuelos estén exentos de impuestos, de IVA y de hidrocarburos.

De joven, uno podía viajar por toda Europa con trenes nocturnos. Todo el continente estaba surcado de líneas de ferrocarril donde uno podía viajar durmiendo. Era sumamente práctico. Pero el desarrollo de la alta velocidad diurna, la extensión de los vuelos low-cost y la proverbial miopía de las tecnocracias que gobiernan las compañías europeas de ferrocarril hizo posible que el tren nocturno pràcticamente desapareciese en la parte occidental de Europa. Deustche Bahn, la compañía ferroviaria alemana de bandera, suprimió en 2016 todos sus servicios de trenes nocturnos en los que se dormía en camas o en literas, aunque siguieron circulando con mucho éxito trenes ICE nocturnos con viajeros sentados en tráfico de cabotaje. Francia los redujo hasta que sólo quedaron los dos que conectaban el sur con París. España los dejó en un lugar simbólico, ya que hasta el inicio de la pandemia sólo mantuvo cuatro servicios, entre Barcelona y Galicia, entre Madrid y Galicia, entre Madrid y Lisboa (¡¡el tren de Greta Thunberg !!) y entre Hendaya y Lisboa. Ahora ni uno de ellos corre porque Renfe ha aprovechado la pandemia para suspenderlos temporalmente. Tanta ha sido la descapitalización de Renfe en el capítulo de trenes nocturnos que hace años que dejaron de invertir en este segmento, a pesar que el material que corría en 2019 mostraba ya claros síntomas de obsolescencia.

La apuesta austríaca

Parecía que todo estaba perdido cuando la compañía ferroviaria de bandera austríaca, ÖBB, Österreichische Bundesbahnen, decidió mantener su apuesta por este producto y ya en 2016 compró todos los trenes cama que Deustche Bahn no quería. Y en silencio empezó a tejer los hilos que hoy configuran su imperio europeo de trenes nocturnos. Hasta 18 destinaciones diferentes en trenes nocturnos hacia diversos países europeos gestiona cada día ÖBB. Estudiaron a fondo las necesidades del cliente y prepararon un producto atractivo a un precio interesante, y para pasmo de las tecnocracias ferroviarias europeas, empezaron a ganar dinero. Además, contó con el silencioso apoyo de los suizos de SBB, porque Suiza es un país demasiado pequeño para trenes nocturnos propios pero a este país le interesa la red europea de trenes nocturnos porque aprovechando su centralidad territorial lo convierten en un hub de movilidad.

En rueda de prensa del pasado martes 8 de diciembre la francesa SNCF, la alemana DB, la suiza SBB y la austríaca ÖBB presentaron un pacto público para desarrollar el tren nocturno en Europa, pero operado por ÖBB, con nuevos enlaces, como se observa en el siguiente gráfico, en el que se incluye el servicio entre Zurich y Barcelona. ¿Qué ha hecho posible este cambio? Sin duda el pacto entre Macron y Merkel para reducir las emisiones del transporte en Europa que ha conseguido doblegar ​la hasta ahora férrea oposición de sus compañías nacionales de ferrocarril. La política se impone a la tecnocracia. Una excelente noticia.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-14-1024x640.png

Lo que en realidad se hizo el pasado martes es un acto de reconocimiento del liderazgo de ÖBB en el segmento del tren nocturno en Europa Occidental y una declaración implícita de mea culpa por parte de DB y SNCF.

Las razones de la vuelta de los trenes nocturnos

¿Por qué a pesar del progreso de la competencia, de los servicios diurnos ferroviarios de alta/media velocidad de los servicios aéreos low-cost, y de la constante extensión de la red de autopistas, hay aún una gran demanda potencialpara los trenes nocturnos? Cuatron son las razones:

1) El servicio ferroviario ahorra entre el 70 y el 90% de energía en relación con un vuelo; además, las políticas de lucha contra el cambio climático se encuentran en el centro de la agenda europea; 2) Hay un cierto número de usuarios interesados en un producto ferroviario que ahorra 2 noches de hotel (ida y vuelta); 3) La incomparable confortabilidad que ofrece un tren en relación con un avión; 4) Un 16% de clientes tienen miedo a volar o sólo lo hacen sino hay otro remedio.

¿Y Renfe?

¿Y dónde queda Renfe en este contexto de resurgimiento del ferrocarril de noche? No sabemos si la compañía española no fue invitada a la cumbre ferroviaria Europea o si simplemente fue invitada y declinó la invitación. Pero en cualquier caso el mensaje europeo es claro y el gobierno progresista español debe alinearse con Macron y Merkel. Si yo fuera asesor de Sánchez e Iglesias les recomendaría ordenar a Renfe lo siguiente:
1) Recuperar los cuatro servicios nocturnos de Renfe existentes hasta el inicio de la pandemia de Covid.
2) Diseñar nuevos servicios nocturnos en el ámbito de la Península Ibérica cuando las distancias y los tiempos de viaje lo justifiquen. Barcelona-Asturias, Barcelona-Extremadura-Lisboa y Barcelona-Granada.
3) Sumarse a la muy importante compra de trenes nocturnos de ÖBB.
4) En cooperación con los operadores centroeuropeos firmantes de la declaración, implantar servicios nocturnos copmo Valencia-Barcelona-Italia, Madrid-Hendaya-París y Barcelona-Frankfurt. Además, apoyar la propuesta TEE 2.0 presentada por el gobierno alemán para crear una verdadera red ferroviaria que una las capitales europeas,  Esta propuesta incluye dos servicios diurnos, Amsterdam-Barcelona y Berlín-Barcelona.

Saludos cordiales

https://blogs.lavanguardia.com/cambiar-para-seguir-viviendo/2020/12/17/vuelven-los-trenes-nocturnos-44369/

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *