Crisis climática: el presupuesto de emisiones de carbono es ahora ínfimo, según los científicos

Se acabaron las buenas perspectivas de limitar el calentamiento global a 1,5 ºC, lo que envía un mensaje “funesto” sobre la idoneidad de la acción climática

Damian Carrington

El presupuesto de carbono que queda para limitar la crisis climática a 1,5°C de calentamiento global es ahora “ínfimo según un análisis, que envía un mensaje “funesto” sobre la idoneidad de la acción climática.

El presupuesto de carbono es la cantidad máxima de emisiones de carbono que puede liberarse y, al mismo tiempo, restringir el aumento de la temperatura global a los límites del Acuerdo de París. La nueva cifra es la mitad del presupuesto estimado en 2020 y se agotaría en seis años con los niveles actuales de emisiones.

Una cosecha de calabazas de Colorado en el período previo a Halloween. El calentamiento global ha exacerbado las sequías y los calores extremos en Estados Unidos y más allá. Fotografía: Brittany Peterson/AP

Los récords de temperatura se borraron en 2023, cuando el clima extremo, sobrealimentado por el calentamiento global, afectó las vidas y los medios de subsistencia en todo el mundo. En la inminente cumbre sobre el clima de la ONU, Cop28, que se celebrará en los Emiratos Árabes Unidos, es probable que surjan disputas sobre los llamamientos a la eliminación progresiva de los combustibles fósiles

Según el análisis, el presupuesto de carbono restante para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 ºC en un 50% es de unos 250.000 millones de toneladas. Se prevé que las emisiones mundiales este año  un nivel récord  de unos 40.000 millones de toneladas. Para mantener el 50% de posibilidades de un límite de 1,5°C, las emisiones tendrían que caer a cero neto para 2034, mucho más rápido que incluso los escenarios más radicales.

El objetivo actual de la ONU es reducir las emisiones a la mitad de aquí a 2030 y llegar a cero en 2050, aunque las políticas actuales están lejos de cumplirlo. Sin embargo, según los científicos, si se consiguiera, sólo habría un 40% de posibilidades de mantenerse por debajo de 1,5 ºC, por lo que, sería más probable, superar el límite que no.

Pero, advirtieron, cada décima de grado de calor adicional causa más sufrimiento humano y, por tanto, es crucial mantenerse lo más cerca posible de 1,5C.

La nueva estimación del presupuesto de carbono es el análisis más reciente y completo realizado hasta la fecha. Las principales razones por las que el presupuesto se ha reducido tan notablemente desde 2020 son las elevadas emisiones que siguen generando las actividades humanas y una mejor comprensión de cómo la reducción de la contaminación atmosférica aumenta el calentamiento al bloquear menos la luz solar.

El profesor Joeri Rogelj, del Imperial College de Londres (Reino Unido), y uno de los autores del estudio, dijo: El presupuesto es tan pequeño, y la urgencia de una acción significativa para limitar el calentamiento es tan alta, [que] el mensaje [del presupuesto de carbono] es nefasto”.

“Tener un 50% o más de probabilidades de que limitemos el calentamiento a 1,5C está fuera de lugar, independientemente de cuánta acción política y política haya”. En su opinión, es “sorprendente” el riesgo que la humanidad parece dispuesta a correr con el calentamiento global.

El Dr. Chris Smith, del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (Austria), que también formó parte del estudio, dijo: “Los gobiernos pueden controlar las emisiones, pero de momento no lo han hecho. Por eso tenemos un presupuesto de carbono cada vez menor. De ninguna manera,  estamos diciendo que sólo tengamos seis años para resolver el cambio climático. Si somos capaces de limitar el calentamiento a 1,6C o 1,7C, eso es mucho mejor que 2C. Todavía tenemos que luchar por cada décima de grado”.

El estudio, publicado en la revista Nature Climate Change, utilizó datos actualizados y modelos climáticos mejorados en comparación con otras estimaciones recientes. También se han utilizado cifras más recientes que demuestran que la contaminación atmosférica por aerosoles y las nubes que generan bloquean mejor la luz solar y , en contra de los que se creía, limitan el calentamiento. En consecuencia, una menor contaminación en el futuro supondría un mayor calentamiento global y, por tanto, un menor presupuesto de emisiones de carbono para mantenerse por debajo de 1,5C.

El análisis también ha tenido en cuenta el límite máximo de 2 ºC establecido en el Acuerdo de París, que incluso si se alcanzara supondría un fuerte aumento de los impactos climáticos, desde olas de calor hasta inundaciones y pérdidas de cosechas.

Según el estudio, para tener un 90% de probabilidades de mantenerse por debajo de los 2 ºC, las emisiones tendrían que llegar a cero en 2035 aproximadamente. Alcanzar el cero neto en 2050 daría un 66% de posibilidades de cumplir el objetivo de los 2 ºC.

Ben Sanderson, del Centro de Investigación Internacional sobre el Clima y el Medio Ambiente de Noruega, que no participó en el estudio, afirmó que el presupuesto restante para 1,5 ºC era ínfimo. “El análisis resulta incómodo para los responsables políticos. El presupuesto es coherente con el objetivo de cero emisiones netas de CO2 en 2034. Esto es mucho más ambicioso que las actuales políticas climáticas mundiales”.

El Dr. Gabriel Abrahão, del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam (Alemania), afirmó: “Existe una posibilidad muy real de que superemos el objetivo de 1,5 ºC en esta década. Por lo tanto, el debate público y las negociaciones internacionales sobre el clima ya deberían estar discutiendo cómo volver a 1,5C después de un rebasamiento, para que éste no acabe siendo permanente”.

Según los investigadores  el cálculo del presupuesto de carbono implicaba importantes incertidumbres. Sanderson añadió: “Este [presupuesto de carbono actualizado] ilustra que cualquier cálculo, por riguroso que sea, está sujeto a cambios con datos y conocimientos revisados”.

El Dr. Robin Lamboll, del Imperial College de Londres, afirmó que las futuras revisiones que aumenten el presupuesto de carbono “no son muy probables ahora”.

Las emisiones globales de carbono derivadas de la quema de combustibles fósiles podrían alcanzar su punto máximo este año , según datos de la Agencia Internacional de Energía, lo que significa que podrían comenzar a reducirse en 2024.

Lamboll afirmó que los investigadores esperaban elaborar actualizaciones anuales de los presupuestos de carbono restantes.

https://www.theguardian.com/environment/2023/oct/30/climate-crisis-carbon-emissions-budget

Traducción: Teresa Abril

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *