¿Y si aprovechamos para discutir sobre la renta básica agraria?

Una renta básica agrícola fomentaría el empleo en el sector agrario y los movimientos de la ciudad al campo para frenar el éxodo rural (de la España vaciada)

Lucía Argüelles Ramos

La renta mínima vital ha sido recientemente implantada en España con apoyo de la mayoría de partidos políticos (a excepción de Vox), con 100.000 beneficiarios al inicio aunque se espera que llegue a los 2,3 millones. Es una renta mínima, compatible con otros ingresos. Asegura que los ingresos de las personas en situación de pobreza no sean por debajo de una cantidad establecida (determinada en función de las cargas familiares). El máximo que se puede cobrar por hogar es de unos 1.100 euros.

Un sistema de renta mínima debería de implantarse en Europa y en concreto en el estado español para los pequeños y medianos agricultores/as. Una renta que asegure que la gente que trabaja la tierra tenga unos ingresos dignos, y asegurados. Los agricultores/as y ganaderos/as trabajan muchísimo para ganarse la vida, y están muy expuestos a plagas, problemas o precios fluctuantes lo que hace que sus ingresos sean inestables, y generalmente, bajos. Además, los agricultores/as pequeños y medianos son más vulnerables a daños causados por el cambio climático.

Continuar leyendo

El Ingreso Mínimo Vital es mentira

No va destinado a todas las personas en situación de pobreza severa, ni su cuantía se acerca a la anunciada.

Santi Fernández Patón, 01/07/2020

El Ingreso Mínimo Vital ilustra a la perfección cómo la política comunicativa de un Gobierno puede inducir a un engaño masivo y, lo que es peor, cómo cierto sector de la izquierda opta por aceptarlo, o incluso por aplaudir sin otro desolador argumento que el de que, a fin de cuentas, la derecha lo hubiera hecho peor.

Casi todo lo que hemos oído por boca del Gobierno sobre el Ingreso Mínimo Vital es mentira. Ni va destinado a todas las personas en situación de pobreza severa, ni su cuantía se acerca a la que se ha anunciado, ni la tramitación resulta sencilla y, más llamativo aún, se han establecido filtros en apariencia caprichosos, pero cuyo único fin consiste en excluir a un buen número de posibles beneficiarios, así arrastren situaciones de extrema dificultad.

Continuar leyendo

La pandemia y las bases políticas de una economía estacionaria

Como resultado de las dificultades económicas mundiales, muchos gobiernos han implantado propuestas que nos acercan a una economía de estado estacionario, como los ingresos en efectivo que se asemejan a una renta básica y una mayor flexibilidad laboral.

Por James Magnus-Johnston*

Hace más de una década, un coro de voces exigía prioridades políticas sensatas para una transición postcrecimiento; Se necesitó una pandemia para que algunas de estas prioridades, como un ingreso básico universal, se hicieran realidad casi de la noche a la mañana. No es que las reformas políticas recientes se hayan llevado a cabo con una economía de estado estacionario en mente. Más bien, los políticos han estado tratando de “estimular” una economía moribunda.

Continuar leyendo

Como promover activamente una transición energética distribuida

No podemos confiar sólo ni principalmente en la ciudadanía para sacar adelante una transición energética hacia un modelo renovable descentralizado.

Joaquim Sempere

1 de julio de 2020

La realidad nos dice que hoy en día el primer escalón no lo hemos logrado todavía, ni mucho menos. Se trata de un escalón donde el protagonismo corresponde básicamente a las decisiones individuales de cada unidad familiar, comercio, industria y servicio (E. Furró, “La transición energética a toda prisa).

Las iniciativas conocidas para sacar adelante una transición energética hacia un modelo renovable en el cual haya un fuerte impulso desde abajo, desde la ciudadanía, permiten constatar que no parece que podamos confiar sólo ni principalmente en la ciudadanía para emprender iniciativas de autoconsumo -sea individual o compartido- o de pequeñas inversiones familiares o industriales para promover instalaciones fotovoltaicas y eólicas que no obedezcan a la lógica de la rentabilidad del oligopolio energético y de otros grandes inversores (a menudo extranjeros) a los que sólo parece interesar la tasa de beneficios que puedan obtener.

Continuar leyendo

Plástico o vidrio: ¿qué botella debemos escoger para cuidar el medioambiente?

El análisis de ciclo de vida evalúa la sostenibilidad de un producto.

Ramón Rubio García, 28/06/2020

Imagine que entra en un supermercado a hacer la compra. Quiere comprar dos botellas grandes de agua. Localiza el lineal de las bebidas y cuando está a punto de coger instintivamente dos botellas de plástico (concretamente PET, pero vamos a llamarlo plástico), se para durante un segundo y piensa: ¿plástico? 

No quiere seguir usando plástico, así que mejor escoge las de vidrio. Pero ¿en base a qué ha tomado esa decisión?

Si queremos hacer un análisis más profundo, debemos entender bien dos conceptos: el análisis de ciclo de vida y la unidad funcional. 

Continuar leyendo

Salir de la crisis del coronavirus con criterios ecológicos y de bienestar

PROPUESTAS REVO PARA SALIR DE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS CON CRITERIOS ECOLÓGICOS Y DE BIENESTAR

La Covid 19 nos ha demostrado sin rodeos que nuestra salud depende de tener un planeta saludable y que hubiera sido posible mitigar e incluso prevenir la crisis sanitaria si hubiéramos invertido suficientemente en la preparación ante las pandemias, la salud pública y una buena gestión del medio ambiente.

Nos encontramos al borde de un punto de no retorno marcado por una enorme pérdida de biodiversidad y por el incremento de la temperatura global, cuestiones que ponen en jaque a todo el planeta, incluida la humanidad y sus sociedades.

En el camino hacia la recuperación de la pandemia no podemos ignorar que necesitamos construir un sistema que nos proteja de más daños y que garantice que nuestros hijos y nietos puedan crecer de forma sana en un clima y en un planeta habitable y hospitalario. Por eso, es importante que los gobiernos tomen en consideración la salud pública cuando planeen las estrategias de recuperación. Necesitamos una enfoque integral, una recuperación saludable y ecológica. Esto significa que no podemos permitir que la recuperación económica vuelva a suponer más contaminación del aire, del agua o más pérdidas del suelo que necesitamos para alimentarnos. No podemos continuar sin tomar medidas urgentes y drásticas imprescindibles para revertir la pérdida de especies y estabilizar el cambio climático, evitando que puedan desencadenarse nuevas amenazas para la salud de la humanidad.

Continuar leyendo