El Amazonas dejará de ser el pulmón del planeta en la década de 2030

El Amazonas captura menos carbono porque los árboles acortan su vida La capacidad de los bosques tropicales para reducir dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera se ha reducido en un tercio en la última década y en la Amazonía será prácticamente nula en la década de 2030, cuando este ecosistema podría dejar de ser el pulmón del planeta y pasar de sumidero a convertirse en fuente de carbono.

Continuar leyendo