Chiemgauer y Sedex: repensar el dinero a partir de dos monedas sociales locales

El dinero y su valor social. Jornada sobre monedas sociales en Sta. Coloma de Gramanet

 

Jordi Ortega. Barcelona

AMB y Ajuntamiento de Santa Coloma de Gramanet celebraron la jornada sobre monedas sociales locales.

Jornada monedas sociales

Las monedas aparecen en el inicio de la era axial: hace unos 3500-2800 años aparece la medicina racional, las religiones monoteistas, etc., las moneda vinculadas a las ciudades, la polis que dió lugar a la política y democracia. El hombre decide qué hacer con el esfuerzo de su trabajo, sin la arbitrariedad del reparto de bienes. Duró poco. La moneda, como la política, fue apropiada por estados, monarquías e imperios.

Las monedas sociales fueron recuperadas en la crisis del 29. La economía ha ignorado, sin embargo, en 75 años, el origen local y social de las monedas. Una oportunidad para repensar qué es el dinero. Keynes  en su gran obra Teoría General señaló la relevancia que tendría Silvio Gesell en el siglo XXI.

El concepto de monedas complementarias fue acuñado por Bernard Lietaer. Economista belga y estudioso dels sistemes monetario. Es un sistema monetario creado al margen del dinero oficial. Fomenta la realización de proyectos econòmics, socials i mediambientals de caràcter regional en una apuesta por valores que las monedas oficiales no consideran. ¿Qué línea marca la frontera entre criptomonedas y monedas locales sociales? En 2009 crea, bajo un anònimo, Satoshi Nakamoto, el Bitcoin: crea cadenas de valor virtual.

El ex-presidente de Banco de España, M.A. Fernández Ordoñez  sugiere un dinero sin el monopolio de los bancos centrales y sin el privilegio de la banca como reserva. ¿Puede proteger el estado a todos los ciudadanos como protege abusivamente a los bancos sistémicos? Para MAFOtendría  consecuencias positivas no sólo para la estabilidad del sistema, sino también para reducir o incluso suprimir la ingente regulación prudencial que hoy está perjudicando a la innovación financiera”. Sin ese límite a la creatividad, que defiende Johanthan McMillan (El fin de la banca, Taurus 2018). ¿Permite la fusión entre altermundistas críticos con el mundo financiero y los grandes fondos que sueñan con  un mundo sin regulación?

El AMB editó “Tendencias, reptes, oportunitats i posicionament” elaborado por el Institut Cerdà. Señala la existencia de 4.000 monedas sociales y 2000 criptomonedas con un valor de 254.000 millones de dólares. El World Economic forum calcula que tiene capacidad de aumentar el PIB en 176.000 millones más en 2025 y 3,100.000 millones en 2030. ¿Vamos a multiplicar la producción 8 veces? Si la economía financiera está desacoplada de la economía real, la finanzas digitales se emancipa de una economía financiera, dicen, excesivamente regulada. “El sistema castiga el ahorro” que quedan en Davos. Silvio Gesell postulaba una oxidación de la moneda no gastada. Ahora la “desigualdad”, para Davos, tiene su origen en el sobre endeudamiento: la solución revolución digital para un mejor y más justo reparto de riesgos. Las élites financiera se convierten en defensoras de los “ahorradores asalariados”. Instituto Cerdà reconoce que las criptomonedas atraen a todo tipo de especuladores.

Las jornadas sobre monedas locales se centraron en esos aspectos más técnico; más, por así decir, tecnológicos. Energy (antigua Gas Natural) y Endesa realizan operaciones de compra y venta con Ener-chain en que participan 39 empresas. Research and Markets preve pasar de 411 a 7.684 mil millones de dólares entre 2017 y 2022 (79,6%). Los grandes de la alimentación (Néstle, Unilever, Dole, Walmart, gsf, Tyson, Mc) usaran blockchain de IBM para un Food Trust que evite según la OMS 420.000 muertos por bacterias virus, parásito de productos sin cadena de bloques. ¿Adios el peligro de slow food y km cero?

Susana Balmonte contrapone la legitimidad tecnológica a la legitimidad social. Habla de las monedas de Viladecans, Barcelona y Santa Coloma.

“Nuestro sistema monetario está dominado por bancos centrales que están conectados en red a nivel mundial y tienen el derecho de designar la “moneda de curso legal” para un área económica específica”-señala Stefan Eisenhut. Para los ciudadanos comunes, por supuesto, lo que es el  “dinero” se da como algo natural. Sin embargo, la mayor crisis bancaria y financiera de 2007-08 ha demostrado que es precisamente este sistema monetario el que causa daños, cuyos costos no son asumidos por sus responsables, los bancos, sino directamente por los contribuyentes e, indirectamente, por los consumidores a través de los precios de los activos, al estos costos son pasados ​​al final. No es necesario que se cree dinero solo a través de un sistema de banco central de este tipo, porque hay muchas alternativas, pero éstas son poco conocidas.


Pensemos qué parte del precio de cualquier producto que se compra se corresponde a los intereses en relación  al valor del bien en si mismo, teniendo en cuenta su financiación durante toda la cadena de producción hasta que el producto llega al consumidor final.
Pensemos en la cantidad de dinero que no circula en la economia real sino en los mercados financieros: una semana es una eternidad para la economía financiera digital con operaciones en nanosegundos.

Reinventar el dinero para comprender y usar las monedas. 

Jens Martignoni, un profundo experto en la historia del dinero y las teorías económicas del dinero, se ha propuesto la tarea de ofrecer una visión general de las diferentes monedas alternativas en un libro legible y manejable. El libro ciertamente alienta la iniciativa de construir sistemas monetarios propios, aunque deja claro que esta es una tarea desafiante. “Por lo tanto, es ventajoso conocer los diferentes enfoques alternativos para poder sopesar sus ventajas y desventajas, ya que, por un lado, el volante no tiene que ser inventado una y otra vez y, por otro lado, también puede ser posible basarse en las iniciativas existentes”.

Martignoni señala que los libros de texto de economía de 1945 a 2008 no incluyen el tema de las “monedas alternativas”. A este respecto no es sorprendente que haya una tendencia en la economía “a no tratar con los fundamentos mismos del dinero y la creación de dinero”. El hombre es un  ingenuo respecto el dinero. Es como creer que la electricidad proviene de la toma de corriente. Para el economista ordinario el dinero siempre proviene del banco central. ¿Y el banco central, cómo crea dinero?.

En la década de 1930 ya existian algunas monedas alternativas prometedoras . Silvio Gesell o la utopia de   Rudolf Steiner   de la economía triforme. Obviamente se evitó entrar en conflicto con la competencia a la moneda nacional, pero desarrolló un  sistema de intercambio complementario.


15 años de la moneda local Chiemgauer en Rosenheim -Baviera, Alemania.
¿El futuro es de las monedas locales? La moneda regional Chiemgauer RegionGeld nació como trabajo de fin de curso, durante el 2002, de alumnos de la Freie Waldorfschule de Prien am Chiemgau que habían estudiado la teoría de oxidación de las monedas de Silvio Gesell y triformación social de Rudolf Steiner en que reflexiona sobre el papel de las monedas.
El Chiemgauer se ha convertido en la moneda social más importante de Alemania … Sigue leyendo 15 años de la moneda local Chiemgauer en Rosenheim -Baviera, Alemania.

Quizá lo más interesante del Chiemgauer sea la experiencia de la moneda local de Würt en Austria al inicio de los años 30. Gracias a la teoría de la oxidación (idea expuesta en el curso de economía por Rudolf Steiner) se acelera la circulación, la capacidad de generar riqueza y el empleo. La moneda no es un fin sino un medio.

La diversidad de las monedas alternativas que presenta Martignoni está probada. Esto permite repensar los fundamentos del sistema monetario mundial: la necesidad de ir, por otros medios, a crear el dinero. Sin embargo, la creación de sistemas monetarios alternativos también requiere una base teórica. Si bien un manual no es el lugar para discusiones profundas. Por ello Martignoni logra articular los temas fundamentales de una manera que resalten enfoques menos convencionales de la teoría monetaria y pueda constituir un puente para el dinero alternativo.

Al hacerlo, Martignoni se basa en el enfoque teórico que Benediktus Hardorp presentó en 1958 en su disertación titulada “Elementos de una redefinición del dinero y su importancia para la economía financiera”. En esto también proporciona una conexión con la teoría de la teoría de Rudolf Steiner; enumera en el capítulo titulado “Vordenker eines anderen Geldes” las claves. Sin embargo, dado que Steiner condensa su visión del dinero, a partir de una caracterización muy completa del proceso económico, es preciso desarrollar aspectos concretos.

¿Qué es el dinero?

La reflexión sobre el franco suizo, en esos años, nos muestra qué papel jugó. El franco suizo se estableció como regulador de sistema de monedas europea, por la autonomía de los suizos con los acontecimientos compulsivos. Mientras las monedas de los demás países quedaban atrapadas por la compulsiones sociales. Probablemente la explicación técnica sea  porque funcionaba un sistema de liquidación sin efectivo. En lugar de prohibir este anillo económico las autoridades les proporcionó una licencia bancaria al WIR; que funciona hoy en día y es una historia de éxito, lamentablemente, poco conocida.

El Sardex: la experiencia de Cerdeña

 

En la isla de Cerdeña hay más de 7.000 torres antiguas. Construidas con grandes bloques de piedra local. Se parecen a colmenas gigantes que sobresalen en el paisaje. Son arquitecturas de la edad de bronce. En 2008 la isla fue golpeada por la crisis financiera. “Aquí, a miles de miles de kilómetros de epicentro de la crisis: Lehman Brothers”. Los bancos dejaron de prestar dinero. El dinero dejó de circular. “La gente dejó de comprar. El desempleo creció y el suicidio se disparó. ¿Qué hacer?

En el 2009 se creó la red Sardex. Fue clasificada por el Financial Times en 2017 entre las 1.000 empresas de más rápido crecimiento en el mundo. Sardex establece servicios empresariales en el área de pequeñas y medianas empresas a través de una plataforma de TIC, creando así una forma de pago que complementa al euro. Sin embargo, el éxito de la iniciativa no se basa en las TIC. El secreto no reside en alguna de las variables de Blockchain. La clave está en la capacidad de los fundadores para crear y cultivar un espíritu de comunidad dentro de las empresas vinculadas a través del sistema de compensación.

El sistema de compensación es una forma de contabilidad entre compañías que proporciona información que, con la condición de una adecuada comunicación, permite acceder a crédito sin interés y formas de pago complementario al euro. Esta es  la diferencia básica con el Chiemgauer. No tiene, como otras  las monedas locales, un respaldo en euros. Con el Sardex se crea, a partir de la mutua confianza, una forma de pago. Sardex ha logrado, por así  decir, nuevas formas innovadoras que se pueden interpretar como pasos hacia una economía asociativa.

Baviera se fija en la experiencia de Cerdeña: una asociación regional basada en la mutua compensación

 

Basándose en el modelo del Sardex el proyecto  “Verrechnungsgeldbasierte Regionalassoziation“ (Asociación regional basada en la mutua compensación) pretende desarrollar y establecer un sistema de compensación monetaria en el sur de Alemania. No tal cual. Modificándolo en función de las ideas del “Curso de economía política” de Rudolf Steiner. Reflexiona sobre el desgaste del dinero… es dinero que se invierte. No se toma de la circulación sino del préstamo: imaginemos que el dinero tuviera un valor creciente y, luego, decreciente. Tendríamos, por así decir, el valor de dinero, que sube y baja, y el valor de las cosas. “Mientras que sin pensarlo doy mis francos por algo, siempre hay un pequeño demonio allí, que siempre escribe sobre cuánto trabajo hecho en la naturaleza es siempre el mismo” escribió.

Hoy hemos perdido nuestra relación con la naturaleza y no la vamos a encontrar en el dinero. El modelo Sardex es de hecho una primera forma asociativa. el projecto es un germen que puede desarrollarse en muchas direcciones. Una de las cuales es redirigir la relación urbano-rural dentro de una región económica. El concepto “rural” abarca todos los ámbitos de la vida económica relacionados con la agricultura y la alimentación, la energía y los servicios básicos; el concepto “ciudad” reúne todos los demás logros comerciales y culturales/espirituales del sector de las pequeñas empresas. Teniendo en cuenta que en 2016 el 61% de los 29,1 millones de empleados en Alemania trabajaba en pequeñas y medianas empresas, estas monedas de compensación se ven con un enorme potencial para un rediseño de la relación urbano-rural. Podría proporcionar una base sobre la cual redefinir la relación entre pequeñas y grandes empresas.

Hay una gran preocupación en la población por una agricultura biológica y una alimentación sana. Sin embargo, tal agricultura sólo es posible si los precios de los productos agrícolas son tales que los productores pueden producir de manera sostenible, es decir, si no son forzados a introducir una racionalización e industrialización inhóspita de los procesos de producción. Esto incluye que el esfuerzo necesario para mantener la fertilidad del suelo. Pasa por incluir estos aspectos en  los precios de los productos. La condición económica para una agricultura sostenible es que un número adecuado de agricultores capacitados puedan trabajar en las tierras agrícolas disponibles en una región económica para que puedan obtener ingresos decentes al producir alimentos de alta calidad.

Proyecto en el sur de Alemanía

El proyecto “asociación regional basada en la compensación” tiene el objetivo de crear un ciclo de transferencia/compensación entre las compañías de la “ciudad” y el “medio rural”, basado en la idea de la comunidad solidaria. Se intenta agrupar un cierto número de empresas ubicadas en la ciudad en torno a una empresa “rural”, de tal manera que el ciclo de compensación pueda permanecer en gran medida cerrado. En la medida en que se unen las compañías “urbanas” al ciclo de compensación, se pueden integrar nuevas compañías “rurales”. En dicho sistema, el riesgo de pérdidas de cosecha de las empresas agrícolas se puede asumir de manera solidaria.

Mediante el sistema de compensación, tanto las empresas individuales como la región económica en su conjunto deberían poder beneficiarse del establecimiento de la asociación económica. Otra ventaja del sistema de compensación monetaria que se está desarrollando es que las compañías afiliadas pueden mantener el proceso de producción en caso de una crisis del sistema monetario convencional.

El dinero es el combustible de nuestra economía. Debemos ser los que impulsen la economía sana. ¿Cómo se las arregla el dinero para cambiar la situación? “Si no conoce la triformación social, dejamos de buscar en la oscuridad. Incluso Financial Times profundizo en Sardex factor.

Queda mucho por pensar sobre el sistema de compensación, tanto para las empresas individuales como para una región económica. En su conjunto deberían poder beneficiarse del establecimiento de la asociación económica. Otra ventaja del sistema de compensación monetaria que desarrolla las compañías afiliadas es que pueden mantener el proceso de producción en caso de una crisis del sistema monetario convencional.

http://blogs.lavanguardia.com/diario-de-futuro/chiemgauer-y-sedex-repensar-el-dinero-en-dos-monedas-sociales-locales-98940

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *