Revo dice NO a la ampliación del aeropuerto de BCN

Existen argumentos de peso para posicionarse en contra de la ampliación del aeropuerto J. Tarradellas

Adhesiones al comunicado conjunto contra ampliaciones de los aeropuertos de Barcelona y Madrid

Documento en catalán NO A LA AMPLIACIÓ DE L’AEROPORT


escenario global


La aviación, formando parte del transporte, es de los sectores con más emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y que más crece a escala mundial . Por otra parte, y dentro del mismo concepto, la aviación contribuye en mayor medida a la aceleración del cambio climático y calentamiento global, al contaminar las capas bajas y también las más altas de la atmósfera.

Como hace tiempo que denuncian diversos, científicos, movimientos, entidades sociales y ecologistas, los proyectos de consolidación y ampliación de grandes infraestructuras de aeropuertos son incompatibles con la crisis ecológica global que vivimos con limitación de recursos energéticos y materiales a nivel global.

Ante una emergencia climática exponencial, es del todo descabellado y contradictorio plantear infraestructuras que contribuyen precisamente a desatar todo lo que se pretende evitar y que debe evitarse con la máxima urgencia.

A pesar de la emergencia climática y ecológica actual, que nos retará durante los próximos años a hacer frente al calentamiento global para asegurar la supervivencia del ser humano, AENA propone la ampliación del aeropuerto de El Prat (Josep Tarradellas). Esta ampliación permitirá incrementar, en gran medida, su capacidad y, en consecuencia, también las emisiones de gases contaminantes. Este hecho va en sentido contrario a los objetivos de reducción de emisiones de GEI que establece la Unión Europea y la Ley Catalana de Cambio Climático, que fijan una reducción de emisiones de estos gases para el año 2030 del 55% respecto a el año base (1990).

Por lo tanto entendemos que es una propuesta obsoleta, y que reincide en un modelo agotado y desfasado que debemos evitar absolutamente. En la misma línea ya han sido desestimados otros proyectos de ampliación de aeropuertos como son los de París, Marsella y Roma. Desde una perspectiva ética y ambiental, la ampliación del aeropuerto de El Prat viene representada por mentalidades irresponsables y de pensamiento lineal, sin información actualizada y sin una visión futura y holística de la problemática ambiental circular.

Acte reivindicatiu convocat per més de 300 organitzacions*  diverses de l’àmbit social, de la pagesia, veïnal i ecologista. L’acte té com a objectiu fer front a les pressions del lobby empresarial català per a ampliar l’aeroport del Prat-Barcelona, un projecte especulatiu, injustificable i inviable en plena crisi de l’aviació, climàtica, de biodiversitat, energètica i pressupostària. A l’acte intervenen:
Ferran P. Vilar, enginyer de telecomunicacions, periodista científic i autor del reconegut blog “Usted no se lo cree”
Iolanda Fresnillo, llicenciada en Sociologia i investigadora i consultora sobre el deute, finances responsables i polítiques públiques
Narcís Prat. catedràtic del Departament d’Ecologia i director del Grup d’Investigació Freshwater Ecology and Management (FEM) de la UB
Presenta: Josep Cabayol, director del programa ‘Emergència Climàtica’, Ràdio 4 de RNE.


Mentalidades insensatas ante la cruda realidad ignorada


Es evidente que el crecimiento y desarrollo económico es ya incompatible con la conservación de la Naturaleza, y esto representa una fuente de conflictos y decisiones que se deberán tomar ya con urgencia. Si se quiere retrasar lo inevitable, no podemos hacerle frente haciendo más de lo mismo, con los mismos paradigmas y con las mismas mentalidades que nos han llevado a este callejón sin salida. Actualmente, una economía basada en el crecimiento es una economía que hunde a la Naturaleza y arrastra a la humanidad al colapso económico primero y social, después. Nos guste o no, más del 90% de los científicos de todo el mundo están de acuerdo.

Como dijo el economista Kenneth Boulding: “Quien crea que el crecimiento exponencial puede durar eternamente en un mundo finito, o es un loco o un economista“. La decisión de la ampliación del aeropuerto de El Prat representará un punto de inflexión en la concepción y las convicciones para gestionar nuestro país en el futuro y marcará la pauta de nuestra disposición, o no, a contribuir seriamente a la sostenibilidad ambiental del planeta. Al mismo tiempo, sitúa los gobiernos de nuestro país en unas contradicciones fragantes y continuas en relación a sus propias Leyes en relación al Cambio Climático.

El informe de JP Morgan, el inversor más grande del mundo en combustibles fósiles publicado en The Guardian dice: “la Tierra está en una trayectoria insostenible y alerta de que la crisis climática amenaza la supervivencia de la humanidad. La política climática debe cambiar o el mundo se enfrentará a consecuencias irreversibles. Plantear cualquier ampliación de los medios de transporte más contaminantes es un crimen”.

La única manera de alcanzar los objetivos ambientales fijados para el año 2030 primero y 2050 más tarde pasa por el decrecimiento, no por las engañosas estrategias que bajo la denominación de crecimiento verde o desarrollo sostenible (oxímoron), perpetúan el sistema económico que nos han llevado a la situación de emergencia ecológica y climática actual. El crecimiento infinito es imposible en un planeta finito; el crecimiento del aeropuerto del Prat es inviable en una Barcelona finita !. Tan sólo su planteamiento ya demuestra una irresponsabilidad que sólo puede ser entendida bajo una perspectiva especuladora, desinformada, sin miramientos y fuera de la realidad actual.

Los conceptos expresados ​​anteriormente son factores de consideración de primer orden que sobrepasan las políticas económicas a corto y medio plazo, de mono-inversión recurrentes y especulativas.

Contaminación y energía


1. La ampliación supondría aumentar en más de un 30% la actividad del aeropuerto de El Prat en cualquier circunstancia. Esto representa aumento de la contaminación y del turismo de masas, mientras que por otra parte ya llegamos tarde en conseguir las reducciones prometidas por España en el ámbito europeo. Esta ampliación haría aumentar en un 25% las Emisiones de la aviación en Catalunya en el año 2030, en vez de contribuir a la disminución del 55% que se espera para aquel año.

2. Barcelona sufre sobredimensionamiento y masificación turística, y de pasajeros en curso, ferias y negocios que provocan contaminación y estrés social (huelgas coincidentes de metro, bus o taxi). Aunque la capacidad del aeropuerto pueda permitir técnicamente el aumento del turismo y comunicaciones internacionales, es del todo improcedente una política expansiva en situación de sobresaturación turística, espacial, de infraestructuras de movilidad colapsadas y aumento significativo de la contaminación en el área metropolitana.

3. Todo ello representará un mayor gasto energético de la ciudad y un agujero negro energético capaz de poner en cuestión el modelo del agua de la capital en momentos de sequía, que se espera serán más frecuentes.

4. Ante el sobrepasado pico del petróleo (2005), y su disminución de un 8% anual prevista por la Agencia Internacional de la Energía, la deriva de la aviación hacia los combustibles bio es totalmente irresponsable al repercutir directamente en la producción agrícola mundial de monocultivos, la disminución de tierras de cultivo para la alimentación humana, y la desestructuración social del campesinado global. Otro supuesto vector de energía como el hidrógeno tampoco está exento de gran gasto energético por su de obtención, transporte y almacenamiento.

5. La energía va ligada estrechamente al PIB con lo cual, economía y gasto de energía son sinónimos. Las justificaciones por la ampliación no pueden eludir esta correlación fundamental.

6. Si existen límites de emisiones restringidas de GEI para 2030, y si algunas megaestructuras como el aeropuerto de El Prat aumentan su gasto de CO2, otras empresas comparativamente se verán perjudicadas.

7. No es suficiente la mejora en eficiencia energética, el problema no está en la mejora por unidad operativa, sino en gastar menos energía total y dedicarla a otros conceptos básicos para estructurar la Economía del Bien Común y del Bienestar.

Efectos sociales y económicos


8. El incremento de pasajeros, pretendido en más de 15 millones, es una barbaridad para incidir aún más en lo que ha sido el desastroso modelo insostenible del siglo XX. Generar más turismo e interacciones internacionales representa más precariedad y más pobreza, no más puestos de trabajo de calidad. Está demostrado que en ciudades que dependen del turismo el nivel de vida es más bajo y las condiciones sociales inferiores, especialmente en las personas que dependen.

9. Se ha demostrado que más turismo y más personal vinculado a empresas provoca aumentos del precio del alquiler, perturbación social con actitudes antisociales, gentrificación de los barrios, y concentración en un único modelo económico que se ha demostrado fracasado en tiempos de pandemia. Son, asimismo, piezas angulares de un modelo económico ineficaz a la hora de resolver necesidades vitales básicas y que implica un fuerte impacto social : masificación del espacio urbano, desaparición del comercio local, graves problemas de movilidad, contaminación acústica , lumínica y paisajística, etc., etc. contrariamente hay que invertir en la diversificación económica y productiva.

10. En relación a los puestos de trabajo en el sector turístico de 2019 no tiene que haber ningún problema en mantener a los trabajadores de este sector en el área metropolitana. Se trata de mantener, mejorar y reconvertir los puestos de trabajo hacia otros ámbitos como el ferroviario, comercio local, ayuda social, enseñanza, sanidad, más y mejores servicios, etc.

11. AENA es una entidad con deudas que no dispone materialmente del dinero que dice aportar. Tampoco presenta ningún análisis de impacto ambiental ni riesgos. Es por tanto un proyecto basado en medias verdades, lo que lo convierte en falso.

12. Siendo que las líneas aéreas operan en el mercado de emisiones de CO2, y que la UE quiere ir aumentando los títulos progresivamente, esto acabará sin duda teniendo un fuerte impacto negativo en este medio de transporte.

Preservación de la biodiversidad y consumo de proximidad


13. Esta ampliación representa un ataque directo a la biodiversidad de la zona y otros, como área reconocida en el programa Natura 2000, ya que los humedales circundantes representan una área fundamental para que las especies migratorias puedan refugiarse, descansar y alimentarse -se. Por otra parte el proyecto contradice el Principio de Precaución y no superaría los estudios de impacto ambiental independientes y rigurosos ya que se ha demostrado en algunas especies de aves ha habido una disminución de cerca del 70 en los últimos 20 años.

14. El proyecto de ampliación de la tercera pista del aeropuerto del Prat topa con las condiciones de preservación del delta del Llobregat dictadas por la Comisión Europea, la oposición de ayuntamientos y más de 300 entidades de todo el territorio. La Comisión Europea hizo llegar a España y al Govern Català, una queja formal por haber incumplido con sus obligaciones medioambientales, denunciando la construcción de tres parkings ilegales en terrenos protegidos y exige la ampliación de las áreas de protección por las aves.

15. Concretamente La Ricarda es en sí mismo un sistema húmedo dependiente del nivel freático y de la estacionalidad. La nueva pista representa la eliminación de este lugar singular con una fauna específica y que además afectaría a la capacidad de flujo de intercambio y conectividad con el corredor del Garraf y el Ordal, en peligro también por las urbanizaciones programadas.

16. El alargamiento de la tercera pista supondría una afectación sobre el acuífero de La Ricarda, que provocaría la entrada de igual de mar y la salinización de los pozos, como ya lo están algunos de dentro del aeropuerto. Al tratarse de un ecosistema, esto supondría la destrucción total del sistema y de los regadíos próximos de áreas no afectadas directamente.

17. La nueva infraestructura generará más especulación urbanística en el área del Baix Llobregat, hoy ya muy estresada, provocando gran perturbación en el Parque Agrario, emblemática área de producción agrícola de proximidad de la gran ciudad. Al contrario, deberían recuperarse las tierras de cultivo y zonas naturales circundantes del aeropuerto.

18. La ampliación del aeropuerto de El Prat hace aflorar grandes contradicciones de gobierno y del territorio, ya que la Generalitat catalogó los terrenos como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Por otra parte, mientras se están tomando medidas restrictivas para evitar la masificación en lugares naturales protegidos como el Delta del Ebro, Cap de Creus, cabeceras del Ter y Freser, zonas del alto Pirineo y otros lugares naturales de municipios rurales, es totalmente contradictorio y absurdo pretender llevar 15 millones más de pasajeros en una zona de las más densamente pobladas de Europa.

Otras consideraciones


19. Si ahora se permite esta ampliación, se perderá legitimidad ante nuevas infraestructuras aeroportuarias o de otro tipo. Ya no habrá freno.

20. El proyecto europeo de Economía Verde tiene muchas críticas por estar basado en un crecimiento similar a la actual, siendo que hoy en día ya se ha demostrado que no se puede seguir creciendo en un mundo finito, con limitación de materiales y todo tipo de recursos.

21. El aumento de la temperatura global y, por tanto, el aumento del nivel del mar previsto para los próximos decenios, junto con el descenso de los combustibles fósiles, hacen que esta estructura de ampliación nazca con fecha de caducidad, teniendo en cuenta el derroche económico que supone abandonar proyectos de infraestructuras mal planeadas y / o de conservación, que hasta ahora se han pagado con dinero público.

22. AENA es un organismo con intereses privados que no ha respetado ni cumplido con las propuestas ambientales que prometió anteriormente . Incluso al contrario, permiten la construcción de tres aparcamientos de gran tamaño en zonas que había propuesto preservar. AENA falsea sus planteamientos, ya que el 70% de los terrenos propuestos como compensaciones (entre ellas los aparcamientos) coinciden con los que ya se preveía proteger y se incumplieron.

23. Es evidente que más, más amplias comunicaciones, y mejor programadas pueden aportar millones de turistas, pero entonces se disparan las emisiones. Las dos cosas no pueden ser, son contradictorias.

24. El modelo del siglo XXI debe basarse en una economía mucho más local, resiliente y de producción real de proximidad. Debemos imitar los países más avanzados, como Escocia, Nueva Zelanda, Finlandia o Islandia. Un club de países que están trabajando para implantar la Economía del Bienestar. Hay que tener otros parámetros de medida que no sólo los económicos. Es esta la línea a seguir. La Ciencia nos insta dramáticamente a hacer cambios rápidos y en profundidad para no ir hacia el colapso.

25. La ampliación de los vuelos en los aeropuertos actuales de Reus, Girona y Alguaire están dentro del mismo modelo y problemática, por lo tanto, es igualmente desaconsejable, y por los mismos motivos expuestos anteriormente, también es desestimable su reconversión para acaparar más vuelos procedentes de El Prat. Se propone invertir más en las infraestructuras ferroviarias y transporte público y aprovechar para reforzar el sistema de cercanías en Barcelona, ​​Girona y Tarragona y mejorar las comunicaciones públicas del área metropolitana.

26. Tiene que haber la voluntad política necesaria. Debemos reconvertir la economía en un plazo muy corto y todos los ámbitos: energía, suministros, producción, sector primario … Necesitamos mucho más terreno agrícola que ahora está compitiendo directamente con la infraestructura de El Prat. Todos los recursos que se necesitan para reactivar la economía se tienen que destinar a reorientarla. Cualquier proyecto faraónico que implique desperdicio de recursos no es un planteamiento aceptable. La reconversión energética crea muchísimos puestos de trabajo, pero hay que poner el objetivo donde toca.

Conclusión

Finalmente hay que destacar que, en las nefastas circunstancias medioambientales y de escasez de recursos previstos en los próximos años por la inmensa mayoría de científicos de todo el mundo, y también por importantes entidades como La Agencia Internacional de la Energía, la propuesta beneficiaría a unos de empresarios que miran por su propio beneficio y el de sus accionistas, poniendo en riesgo el bienestar del futuro de las próximas generaciones. Si las predicciones de los científicos no son ciertas, se habrán curado en salud y quizás no creceremos tanto como sería deseable por los empresarios , incluso quizás decreciente. Pero si son los empresarios y AENA quienes se equivocan habiendo sido previamente avisados, su irresponsabilidad acelerará el colapso ambiental político y social. Estas observaciones son válidas para los empresarios de Cataluña y de todo el mundo.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *