¿Cómo se evalúa la responsabilidad social y ambiental de las empresas?

Las empresas son actores muy importantes en el mercado y sus actuaciones crean (o destruyen) valor. Ahora, por imperativo legal, deben rendir cuentas a la sociedad de su impacto social y ambiental Carlos Ballesteros; Beatriz Delfa Rodríguez Se acerca el final del ejercicio económico y muchas empresas andan pensando, a menudo con dolor de cabeza, en cómo redactar el obligado EINF (Estado De Información No Financiera) y qué pueden incluir en él (y cómo). La ley española establece por ejemplo que las empresas (o grupos de ellas) que tengan más de 250 personas trabajadoras y que durante dos años consecutivos hayan tenido…

Continuar leyendo

Un programa de transformación del servicio público en el Reino Unido

Mientras que anteriormente los servicios sociales locales eran paliativos (centrados estrictamente en satisfacer necesidades agudas), ahora se están volviendo cada vez más preventivos WEALL Los servicios públicos desempeñan un papel fundamental en la economía. La educación, la formación, los programas del mercado laboral, la atención sanitaria y social, el cuidado de los niños en la primera infancia y el desarrollo comunitario desarrollan las capacidades y los recursos sociales que permiten a las personas participar de forma significativa en la economía.Una economía inclusiva también sirve a los objetivos del sector público. Las mejoras económicas que conducen a reducciones de la pobreza…

Continuar leyendo

Claves para enfrentar el cambio climático: Reducir la desigualdad y decrecer

Para transitar de la mejor manera posible por el siglo de los límites es ineludible incorporar las ideas del decrecimiento. No es solo una cuestión ética Fernando Valladares Esta primera entrega de la serie ‘Claves para enfrentar el cambio climático’, coordinada por Fernando Valladares, ha sido escrita en coautoria con Juan Bordera, guionista, periodista, activista en Extinction Rebellion y València en Transició y diputado de Compromís en las Cortes Valencianas. Un 1 % mundial superrico consume tanta energía como la que se necesitaría para proporcionar una vida digna a 1 700 millones de personas. Empecemos por ahí para entender qué significa decrecer…

Continuar leyendo

La gestión del endeudamiento familiar, una nueva forma de trabajo femenino

La gestión de las deudas (con sobrendeudamientos y tasas de interés por encima del mercado) y el trabajo para pagarlas privan de derechos a quienes las contraen y es una fuente de beneficios para la industria financiera (formal e informal) Esta mujer dalit (una intocable), tiene que hacer malabarismos constantes para cumplir con los entre diez y veinte préstamos contraídos con compañías financieras, prestamistas informales, la élite local y sus vecinos. “¿Que por qué vuelven a trabajar tantos jubilados? Por las deudas”. Felipe, residente de una favela en Vitoria, Brasil. La madre de Felipe, Doña Gê, de 74 años, hace ropa y vende…

Continuar leyendo

La productividad, palabra clave

La solución pasa por un cambio cultural, por dejar de producir más y más, empleando menos recursos, aumentando la calidad….. Joan Vila  Todo el mundo asume que, si una sociedad aumenta su PIB, si cada año crece, se vuelve más rica y próspera. Esto no es así. En primer lugar porque el PIB depende de la cantidad de trabajadores existentes y del capital que se dedica. Si en Catalunya entran más emigrantes a trabajar crece el PIB, pero eso no significa que seamos más ricos. El segundo elemento a considerar es que el PIB es un indicador que hace trampas midiendo: cuando se produjo…

Continuar leyendo

Las nuevas normas de ecodiseño no garantizan el derecho a la reparación

Pese a las nuevas medidas de diseño ecológico de la UE, el coste de las piezas de recambio o los problemas asociados al software de diversos dispositivos son algunos de los problemas que aún lastran el derecho a reparar Residuos Profesional Tras la entrada en vigor de las nuevas medidas de ecodiseño de la UE, cuatro tipos de electrodomésticos tendrán que ser más fácilmente reparables y duraderos: lavadoras, lavavajillas, frigoríficos y pantallas (incluidos los televisores). Aunque estas nuevas normas son un paso importante, no significan que contemos ya con el derecho a reparar en Europa. Al menos todavía.

Continuar leyendo