Impactos del sistema alimentario en la pérdida de biodiversidad

Tres acciones básicas para la transformación del sistema alimentario en apoyo de la naturaleza

Publicación de la Comisión Europea

Resumen del documento

A la luz de los eventos internacionales clave en 2021, en particular el UNFSS, el informe CHATAM – PNUMA proporciona una serie de recomendaciones políticas para la transición hacia sistemas alimentarios más sostenibles. El informe comienza por el hecho de que durante los últimos 50 años, la conversión de ecosistemas naturales para la producción de cultivos o pastos ha sido la principal causa de pérdida de biodiversidad. La mitad de la tierra habitable de la tierra está dedicada a la agricultura, y las prácticas agrícolas intensivas han aumentado la magnitud del problema. Para explicar esta evolución, el informe introduce el llamado paradigma de “alimentos más baratos”: cuanto más alimentos se producen, más baratos se vuelven y más consumidos (y desperdiciados). El paradigma de “alimentos más baratos” impulsa un conjunto de mecanismos superpuestos y, a menudo, que se refuerzan a sí mismos, ilustrados por figura adjunta.

Los bajos precios de los alimentos, debido a la externalización de los costos ambientales y sociales, han fomentado dos tendencias insostenibles:

• Mayor consumo de recursos en la producción de alimentos intensivos, como productos animales, por parte de sociedades de ingresos medios y altos.

• Mayor consumo por parte de personas de bajos ingresos de alimentos ricos en calorías y de bajo nivel nutricional. El resultado ha sido un rápido aumento de la incidencia de sobrepeso y obesidad, junto con la continua deficiencia de micronutrientes en los países de ingresos bajos y en los de ingresos altos.

Se presentan tres acciones básicas para reformar los sistemas alimentarios y revertir la pérdida de biodiversidad:

• Cambiar a dietas más vegetarianas. Se recuerda que casi el 80% de la tierra agrícola está dedicada a la ganadería, mientras que la carne y los productos lácteos solo representan respectivamente el 18% y el 37% del suministro mundial de calorías y proteínas.

• Reservar tierras para la biodiversidad, protegiendo y restaurando el hábitat natural.

• Cambiar a sistemas de producción más amigables con la naturaleza y que apoyen la biodiversidad.

El informe explica que solo un despliegue simultáneo de las tres acciones podría funcionar y que el cambio dietético es, de las tres, la más crítica. Finalmente, a la luz de las cumbres internacionales que tendrán lugar en 2021, el informe ofrece algunas recomendaciones políticas.

• Los responsables de decisiones internacionales deben reconocer la interdependencia de la acción entre la oferta y la demanda

• La transición hacia sistemas alimentarios sostenibles debe tener en cuenta las negociaciones internacionales sobre el clima y la biodiversidad

• Debe fortalecerse la coherencia entre los acuerdos globales y la acción a nivel nacional, a través de diálogos nacionales y marcos evaluables, como directrices globales para apoyar el cambio transformador de los sistemas alimentarios.

Traducción Francesc Sardà

https://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/2021-02-03-food-system-biodiversity-loss-benton-et-al_0.pdf

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *