La Generalitat crea la oficina del plan piloto para implementar la Renta Básica Universal

Se hará una prueba piloto durante dos años para ver cómo se podría aplicar a toda Catalunya esta ayuda universal, individual y no condicionada a requisito.

La Vanguardia – Barcelona, 08/10/2021

La Generalitat ha creado la Oficina del Plan Piloto para Implementar la Renta Básica Universal, una de las medidas recogidas en los acuerdos entre las formaciones independentistas para la investidura y que está dirigida por el sociólogo Sergi Raventós. La Renta Básica Universal es una asignación monetaria equivalente al umbral de la pobreza que se basa en tres principios: individualidad, universalidad e incondicionalidad. Por lo tanto, la reciben todos. Al ser una medida de política social de acceso a una renta y un mecanismo de redistribución de la riqueza, podría hacer frente a diversos problemas como la pobreza, el paro, la precariedad laboral, la desigualdad de género, los malestares psicológicos y el estrés que generan las inseguridades y dificultades económicas.

En los próximos dos años, esta oficina del Govern (adscrita al Departament de la Presidència) liderará una prueba piloto que se hará en dos segmentos de la población y que servirá para analizar la viabilidad de la medida y cómo se podría aplicar en toda Catalunya.

Catalunya, según datos del año 2020, tenía un 26,3% de la población en riesgo de pobreza o de exclusión social y, focalizados en la infancia, se alcanza el 35,9% en la franja de los y las menores de 18 años. La iniciativa de la Generalitat se toma para poder analizar esta realidad de manera más cercana y se unirá al conjunto de pruebas sobre la aplicación de esta renta que desde hace muchos años se están realizando en todo el mundo: Canadá, EE.UU., África, India, Finlandia, Países Bajos, Barcelona, Alemania, Brasil o Corea del Sur, entre otros lugares.

La Renta Básica Universal la reciben todos
 Jordi Barreras

Los pilares de la Renta Básica Universal

Hace muchos años que se viene hablando de la Renta Básica Universal, principalmente en contextos más especializados y académicos. En los últimos años y sobre todo desde el inicio de la pandemia de la covid-19 han aumentado los artículos, manifiestos de movimientos sociales y también el apoyo de entidades y de personalidades que han facilitado a sectores cada vez más amplios de la población, aproximarse a una medida política que estará muy presente en nuestras sociedades en los próximos años.

La renta básica es preventiva. Se percibe antes de entrar en una situación de pobreza o de extrema pobreza

La renta básica no es una subvención, un subsidio o un sistema de protección social acondicionado. No es necesario demostrar un determinado estado de pobreza, estar buscando trabajo o haberlo perdido. La incondicionalidad es una característica distintiva de este tipo de renta. La hace diferente de todas las prestaciones de desempleo, rentas mínimas de pobreza, ingreso mínimo Vital o la actual Renta Garantizada de Ciudadanía. Se percibe antes de entrar en una situación de pobreza, es preventiva. No se recibe cuando se ha caído ya en la pobreza o en la extrema pobreza.

La incondicionalidad tiene varias ventajas respecto a las prestaciones condicionadas. De entrada, tiene una simplicidad administrativa que la hace más ágil y efectiva. En la práctica, se traduce en una transferencia mensual a todas aquellas personas que son ciudadanas o están acreditadas en un espacio determinado.

Una segunda ventaja de la renta es que permite evitar la estigmatización de los perceptores. No necesitan identificarse como pobres, enfermos, personas con discapacidad, etc. Está estudiado que hay una proporción de gente que no accede a los subsidios condicionados por las dificultades de acceso, por desconocimiento, por no disponer de toda la documentación justificativa y también por no querer dar explicaciones sobre su vida.

Evitar la “trampa de la pobreza”

Y otra ventaja es que la renta básica universal permitiría superar el problema llamado “trampa de la pobreza”. Ocurre cuando las personas que perciben un subsidio se frenan y descartan buscar un trabajo remunerado con un salario de un importe similar para no perder la ayuda. O por la dificultad de volver a recuperarla en caso de pérdida del trabajo.

En el contexto del actual mercado laboral sustituir y renunciar a un subsidio estable, periódico y regular por un salario probablemente inestable y mal pagado de una ocupación en muchos casos precaria, no parece una opción oportuna ni racional. Con esta renta, al ser incondicional, por el hecho de realizar un trabajo remunerado no implicaría perderla. Permite acumular varios ingresos y en el caso de que superen determinado umbral, ajustar cuentas con el sistema impositivo.

https://www.lavanguardia.com/local/catalunya/20211008/7774017/generalitat-oficina-plan-piloto-renta-basica-universal-brl.html

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *