Nadie en el timón de la emergencia climática y de biodiversidad en Cataluña

Balance de 2023: un año prácticamente perdido, pero caen las emisiones

El futur és Ara presenta:

  • El balance de 2023 en la transición a la sostenibilidad de Cataluña
  • Una batería de propuestas por los primeros 100 días del nuevo Gobierno.

El 10 de junio de 2023 nacía El futur és Ara reclamando una hoja de ruta pública y monitorizable hacia los objetivos científicos de sostenibilidad para el año 2030.

Reducir las emisiones un 43% respecto a 2019 y alcanzar un 30% de los ecosistemas con un buen estado de salud es la premisa de los paneles científicos de Naciones Unidas (IPCC e IPBES) para garantizar que la Tierra se mantenga dentro de unos rangos de temperaturas habitables y para evitar el colapso de los sistemas naturales que abastecen a la humanidad.

Balance de 2023: un año prácticamente perdido, pero caen las emisiones

En el último año, con respecto a la lucha contra el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la transición verde social y económica, en Cataluña los avances efectivos y observables han sido prácticamente imperceptibles.

  • En términos cuantitativos se ha avanzado en materia de autoconsumo de energías renovables, pero en el conjunto de Cataluña es necesario multiplicar por 20 el despliegue anual de renovables existentes en 2023 para alcanzar los compromisos climáticos y de soberanía energética recogidos en la PROENCAT y la Ley de Cambio Climático.
  • En cuanto a la preservación de la biodiversidad, no ha habido mejora sustancial alguna. Se ha aprobado el Catálogo de Especies Amenazadas, pero han quedado paralizados instrumentos legales estructurales como la Ley de Biodiversidad y la Agencia de la Naturaleza. Tampoco ha aumentado la superficie de espacios naturales de protección especial y se mantiene la infradotación en recursos económicos y humanos para la gestión de los espacios protegidos.
  • En cuanto a la transición verde del transporte, la electrificación de usos térmicos o la industria, Cataluña ocupa el segundo lugar en inversión internacional a nivel estatal, pero mientras en esta comunidad autónoma sólo se ha logrado cerrar el acuerdo de reindustrialización de la antigua Nissan para la fabricación de vehículos eléctricos, es destacable la creciente instalación de industria vinculada a la economía verde e intensiva en energía (automoción eléctrica, reciclaje de placas fotovoltaicas y palas eólicas, centros de datos, fabricación de hidrógeno verde…) en otras comunidades autónomas con una fuerte apuesta por las renovables (Castilla y León, Aragón, Extremadura…).
  • A pesar de todo, el país ha dado un giro histórico en las emisiones de efecto invernadero. Se estima una caída del 5% respecto a 2022 por razones coyunturales del ciclo económico más que debido a políticas activas de mitigación. De confirmarse en el 2024, Catalunya habrá iniciado de lleno el rumbo de la descarbonización.
El adelanto electoral ha interrumpido la aprobación de políticas ambientales clave

El adelanto electoral ha supuesto dejar en vilo políticas estratégicas para luchar contra el cambio climático y el deterioro inexorable de los recursos naturales (biodiversidad, agua dulce, suelo, aire y mar), y para acelerar la transición verde del país, como:

  • Los Presupuestos de Carbono de Cataluña
  • El Plan territorial de energías renovables
  • El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima
  • La transposición de la Directiva europea de Renovables
  • La fiscalidad del Carbono del sector náutico
  • El inventario de Alcantarillas naturales de Cataluña
  • La Ley de Biodiversidad
  • La Agencia de la Naturaleza de Cataluña
  • El Conservatorio del Litoral
  • Los planes de conservación de especies en peligro
La transformación verde de la economía, palanca por la descarbonización y la transición justa

Después de décadas sin nadie en el timón de la emergencia climática y de biodiversidad en Cataluña, relegando el medio ambiente a una Secretaría de las Consejerías de Agricultura o Territorio, existe un clamor unánime del tercer sector ambiental catalán para elevar las políticas ambientales a rango de Vicepresidencia y con un liderazgo político fuerte; a la altura de lo que ha representado Teresa Ribera y su Vicepresidencia en el Gobierno del Estado.

Incluso algunos de los científicos ambientales catalanes de mayor renombre a nivel internacional como Josep Peñuelas, Pep Canadell o Mar Reguant, han manifestado que nos encontramos en La legislatura del no retorn ambiental, y la urgente necesidad de poner la sostenibilidad al frente de la hoja de ruta del país de la próxima legislatura, por el creciente y alarmante riesgo de llevar a Cataluña “hacia el colapso de muchos sectores productivos y hacia unas condiciones de vida mucho más adversas que las actuales”.

Ante esto, El futur és Ara toma el desafío de proponer tres medidas estructurales para los primeros 100 días de Gobierno, para que la transformación verde de la economía catalana sea la palanca para acelerar la transición energética, el acompañamiento de los sectores y estratos sociales más damnificados por el cambio climático y la desfosilización de la economía, y para coordinar la investigación y la innovación que debe catalizar toda esta gran transformación.

Cataluña necesita urgentemente una Hoja de ruta para la sostenibilidad del país hasta el 2030, basada en los objetivos consensuados por la comunidad científica. Una hoja de ruta transparente y formulada desde el máximo rigor científico, y con mecanismos estables de monitorización y rendición de cuentas. El futur és Ara insta al nuevo Gobierno a hacerse suyas las propuestas de acción urgente para los primeros 100 días de mandato, para conseguir que Catalunya suba al tren de la transición verde que debe abordar sí o sí, de forma inmediata, ambiciosa y rápida.

Para más información: info@elfuturesara.cat / 615061688

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *