Estamos en una situación evidente de emergencia climática

Artículo sobre la jornada Realidad climática=Emergencia social.

Gabriel Borràs, Josep Cabayol, Javier Martín-Vide, Marta G. Rivera y Robert Savé. 10.05.2019

Desde el último informe de l’IPCC  (Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático), de otoño de 2018, que evaluaba el impacto del incremento de temperatura de 1.5ºC y cuál debería ser al final de este siglo para que las condiciones ambientales del planeta fueran aceptables, y desde el último informe sobre el cambio climático en Cataluña a Catalunya, de septiembre de 2016, tenemos la certeza que vivimos en un escenario evidente de emergencia climática.

Quizás tampoco hay que hablar, o sí, de la inacción de la mayoría de los dirigentes políticos, tanto nacionales como internacionales. Pero, y las personas, somos conscientes, de esta emergencia? Por eso, el día 6 de abril organizamos en Barcelona la Jornada Realidad Climática = Emergencia social.

Unas cincuenta personas con y en el oficio de la investigación -todas relacionadas con el clima, con las causas y las consecuencias del cambio climático- se dirigieron a la ciudadanía para explicarles cuál es la situación real, cuál es el grado de amenaza, como es de intensa la necesidad de actuar de manera inmediata para garantizar una sociedad sostenible y resiliente. Lo hicieron a título individual, con la mochila de conocimientos que les otorga pertenecer a diferentes instituciones de investigación, y con total libertad y sin estar condicionados por las posiciones de las instituciones donde trabajan ni bajo ninguna directriz partidista.

Con la colaboración de Sicom (Solidaridad y Comunicación), que retransmitió todo el acto en reproducción en continuo  -ya tiene más de dos mil visualizaciones- los científicos contaron todo lo que saben y que consideran que la gente debe saber para exigir que los poderes públicos actúen inmediatamente con el objetivo de preservar el futuro. Y también para que trabajen de ahora en adelante en favor de toda la ciudadanía y del país de acuerdo con la objetividad de las pruebas científicas, con el rigor de la ciencia y el entusiasmo de querer colaborar en un futuro mejor para todos.

Las conclusiones principales de la jornada son:

  • La desinformación respecto al cambio climático, este gran problema, es proporcional a su magnitud en cuanto al espacio y el tiempo afectados, que hacen difícil la comprensión del fenómeno y, por tanto, la reivindicación de soluciones.
  • La temporalidad de nuestro mundo, basado en la propia experiencia y la del reloj funcional de la política estructurado en períodos de cuatro años o menos, imposibilita para todo planteamiento a medio o largo plazo. En el mejor de los casos, considerando que no hay mala fe en la inacción, hay que replantear todo el sistema y, en el peor, en caso que realmente haya mala fe en no hacer o hacerlo mal, es imprescindible una acción legal primero y un cambio de paradigma en paralelo para poder continuar siendo funcionales.
  • El mundo de la ciencia, de la más estricta aplicación del método científico para obtener resultados, contribuye con la reflexión, la evaluación y el desarrollo de estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático, apoyando a la gente y colaborando con la política.
  • El cambio climático está desde hace años y es para quedarse muchos años más. Independientemente de las medidas que se puedan adoptar hoy, los impactos del cambio climático serán perceptibles, por lo menos, hasta final de siglo.
  • Las líneas rojas marcadas por estamentos no políticos como el IPCC y ratificados por reuniones políticas (Conferencias de las Partes, COP) han sido despreciadas, infravaloradas, ignoradas … Y claramente sobrepasadas.
  • Se necesitan recursos para continuar investigando. Sin embargo se sabe muy bien lo que pasa y se tienen indicios claros de que pasará. Por lo tanto, se necesitan recursos también para hacer, para actuar en políticas decididas y para potenciar estrategias de mitigación y adaptación en todos los ámbitos.
  • Es un tema político, no de políticos. Hay que pensar y hacer más allá de los partidos y las legislaturas, ya que es un problema de municipio, de comarca, de país, de continente. En definitiva, del planeta.
  • La tecnología, en el mejor de los casos, puede ser una solución, pero nunca la solución definitiva, que sin duda va más allá y se basa en cambios sociales y políticos acompañados del compromiso social y sus derivadas de solidaridad e igualdad.
  • Generar y emplear herramientas y medios de información, profesionales, con oficio, que informen y formen a la vez en este tema, son claves para la toma de conciencia de la población y los cambios de actitud necesarios para afrontar este desafío mundial .
  • La educación es una herramienta fundamental para cambiar conductas, generar estrategias y exigir políticas eficientes para todos. Hay que asegurarse de que los maestros que ahora son y los que lo serán reciban la actualización necesaria de conocimientos para entender un mundo que ha cambiado y requiere nuevos conocimientos, nuevas interpretaciones y nueva mirada.
  • La ciudadanía debería ser informada y educada con programas públicos de divulgación. La información climática y ambiental debe estar presente en el día a día informativo y no sólo como un espacio especializado, sino en todas y cada una de las disciplinas afectadas.
  • La información meteorológica debería ser repensada y adecuada a las nuevas necesidades informativas. La información agraria debería estar presente en los noticiarios y pensada para reducir la distancia real entre la ciudad y el campo. Y la información energética explicada en clave de transformación imprescindible.

El cambio climático es la fiebre de una grave crisis sistémica; la solución parcial, temporal, es mitigarla, pero la real, la imperecedera, es adaptarnos a una nueva realidad y funcionar al respecto para hacer una sociedad más resiliente; entonces, hace falta, cambiar el sistema.

https://www.vilaweb.cat/noticies/article-jornada-canvi-climatic-barcelona/

Traducción: Teresa Abril


Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *