El PSOE vuelve a cerrar ferrocarriles regionales

Este cierre ferroviario no es un ejercicio de buen gobierno ni de eficiencia en la gestión de recursos públicos

Ricard Riol*

El PSOE vuelve a cerrar ferrocarriles regionales mientras nos habla de la España vaciada y del cambio climático. Como cuando en 1984 eliminaron conexiones tan vitales como el Almendricos-Guadix, que enlazaba el Levante con Andalucía (Corredor Mediterráneo). Y los argumentos, como siempre, absolutamente refutables, de corte economicista muy simplista, como que el bus es más barato y algunas generalizaciones más …

Lo de Cuenca es solo el principio de lo que nos tienen preparado con la nueva “Ley de Movilidad Sostenible”, un proyecto de ley que incluye detalles sobre cómo cerrar una línea ferroviaria en lugar de darle sostenibilidad.

Señoras y señores, este cierre ferroviario no es un ejercicio de buen gobierno ni de eficiencia en la gestión de recursos públicos, es la consecuencia de una serie de anomalías que hace tiempo debemos corregir o lo pagarán futuras generaciones:

  1. El problema del transporte en España es que responde a un modelo infraestructural, no de servicios de movilidad, donde cuenta quién tiene más millones de inversión en obra pública que usuarios anuales. Además seguimos sin ley de financiación para incrementar el gasto operativo, que es lo que más falta nos hace. 
  2. En España el ferrocarril no cuenta fuera de las cercanías (a soterrar millonariamente) ni del AVE. Para todo lo demás, carreteras y más carreteras, con un urbanismo atroz desvinculado de las estaciones. 
  3. El plan X Cuenca contrapone bus a tren en lugar de complementarlos y obvia una anomalía grave para España; en nuestro país no hay un modelo ferroviario con gestión eficiente para las líneas de débil tráfico. Ni Adif ha desarrollado un bloqueo y enclavamientos adecuados a la baja demanda, ni Renfe ha adquirido trenes pequeños y de bajo consumo como sí tienen el resto de operadores nacionales. Estamos a las antípodas de Europa central, Italia y Portugal en Regionales. 
  4. Los horarios de la línea de Cuenca, y de otras tantas, necesitaban actualizarse y responder a patrones de movilidad minimamente actuales, vinculados con los horarios de centros generadores de movilidad, como las universidades, etcétera. 
  5. El “ahorro” tras el cierre de la línea de Cuenca sólo va a servir para enriquecer a los que puedan beneficiarse de los terrenos ferroviarios, de forma privada. Que nadie espere un incremento de cuota modal para el transporte público. El tren ya estaba muerto a efectos de demanda, perque respondía al no modelo. Lo que hemos hecho es perder una vía reservada para un futuro transporte público mejor en Castilla.

Quién quiera aprender a gestionar servicios ferroviarios y a vertebrar un país con servicios públicos de transporte tiene un ejemplo aquí dentro, con la red de ancho métrico transferida a las comunidades autónomas, o aquí al lado, con Comboios de Portugal. Una pena ir al revés que Europa… Que no nos pase como con las mercancías por ferrocarril, que nos demos cuenta tarde de los errores y se propongan soluciones demasiado caras para enmendarlos.

Sobre líneas de tráfico débil se adjuntan tres enlaces:

____________________________________________________________________________

*Expresidente de la Asociación por la Promoción del Transporte Público.

https://transportpublic.org/es/el-psoe-vuelve-a-cerrar-ferrocarriles-regionales/

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *