¿Qué es la economía del bienestar?

WEAll* IDEAS: Pequeños resúmenes de grandes problemas

*WEALL: acrónimo en inglés de ALIANZA POR LA ECONOMÍA DEL BIENESTAR

Diferentes formas de entender la visión de una economía que sirve a las personas y al planeta

Lisa Hough-Stewart, Katherine Trebeck, Claire Sommer, and Stewart Wallis (WEAll) ** 3 de Diciembre de 2019

El contenido aquí expuesto proviene de la comunidad de la economía del bienestar en su sentido más amplio. Nuestros miembros fundadores contribuyeron a los objetivos / fundamentos / componentes básicos – recurriendo a procesos de compromiso, diálogo y discusión en sus redes. Personas de todo el mundo se han sumado a la matriz Old Way Vs New Way. Y el grupo de comunicación de WEAll ha colaborado en actualizar la información. Más detalles sobre estos aspectos de la economía de bienestar se proporcionan en la serie de publicaciones de WEAll Ideas: Pequeños resúmenes de grandes problemas, en el centro de recursos WEAll y en la propia experiencia de nuestros miembros y aliados.

Contenido

Contenido ………………………………………………………………………………..2

Introducción ……………………………………………………………………………..3

1.¿Por qué una economía del bienestar? ……………………………………………4

¿Qué tiene de malo el Sistema actual? ………………………………………………4

2.Necesidad de WEAll …………………………………………………………………5

Lo no negociable de una economía del bienestar…………………………………..5

3.¿Qué es la economía del bienestar? ………………………………………………6

4.¿Cuáles son los fundamentos y componentes básicos?…………………………7

Algunos detalles de lo que implica la economía del bienestar ……………………7

5.Explicando la economía del bienestar en el lenguaje cotidiano…………………8

6.¿Cómo diferirá la economía del bienestar de la economía actual?…………….9

Tener una idea del contraste en una variedad de áreas y problemas…………….9

7.Agradecimientos …………………………………………………………………….11

Introducción

La Alianza para la Economía del Bienestar (WEAll) pretende hacer que la economía sea más humana y más sostenible. Con más de 100 grupos afiliados en todo el mundo, es tan amplia como estrecho es el modelo actual: diversa en nuestra experiencia, enfoques, estrategias y en nuestras esferas de influencia.

Estamos de acuerdo en que no solo necesitamos colaborar para tener el impacto que necesitamos: “La unión por encima del acuerdo”; también compartimos una idea de lo que es la economía de bienestar. Las diferentes partes del movimiento incidirán en diferentes elementos y aportarán tantos detalles como su experiencia, conocimiento y enfoque lo permitan, pero lo harán desde un sentido común en lo que concierne a una economía del bienestar.

Este documento de Ideas WEAll: Pequeños resúmenes de grandes problemas es un intento de compartir algo de ese sentido común en diferentes formatos que sean útiles para diferentes audiencias.

1. ¿Por qué una economía de bienestar? ¿Qué tiene de malo el sistema actual?

Sostenemos que la economía actual es un sistema económico insostenible, injusto, inestable e infeliz.

El modelo económico que se ha vuelto tan dominante tiene varios nombres: ‘neoliberal’, ‘fundamentalista del mercado’, ‘sobre financiado’, ‘extractivo’ y ‘tóxico’. Como se le llame no importa tanto como que ha estrangulado nuestra imaginación y nuestro sentido de la posibilidad. La economía actual se percibe como el único tipo de economía que podemos tener, y que resistirse sería poner de rodillas a la sociedad.

Sin embargo, la sociedad ya está de rodillas, como se ve en el aumento de las desigualdades económicas (especialmente como la clase más rica cada vez lo es más); en los niveles de inseguridad, desesperación y soledad y en la búsqueda desesperada de formas de hacer frente a las soluciones que vuelven a las personas introvertidas o en contra de los demás cuando la confianza mutua y en las instituciones se desvanecen. Mucha gente teme perder su trabajo, la inseguridad en la vejez y la destrucción de sus sueños y sus normas culturales.

El planeta también está de rodillas, al borde de la sexta extinción masiva con la perspectiva de un colapso climático catastrófico cada vez más próximo. En los últimos 40 años, la humanidad en su conjunto ha pasado de utilizar cada año los recursos naturales de un planeta a usar un planeta y medio, y está en camino de usar tres planetas hacia 2050.

Y la causa principal de esto es cómo está diseñada actualmente la economía: de una manera que no tiene en cuenta a la naturaleza, de una manera ciega a la distribución de recursos y de una manera que pone en primer plano como medidas de progreso, las ganancias a corto plazo y el PIB.

Estas son estructuras que son deliberadas y, por lo tanto, se pueden desmontar y diseñar de forma diferente.

2. Necesidad de WEAll. Lo no negociable de una economía de bienestar

Todos necesitamos…

1. Dignidad: todo el mundo tiene suficiente para vivir con comodidad, seguridad y felicidad.

2. Naturaleza: un mundo natural restaurado y seguro para toda la vida.

3. Conexión: un sentido de pertenencia e instituciones que sirvan al bien común

4. Equidad: la justicia en todas sus dimensiones en el corazón de los sistemas económicos, y la brecha entre los más ricos y los más pobres muy reducida

5. Participación: los ciudadanos participan activamente en sus comunidades y en las economías locales arraigadas.

Si bien todo ello es bastante simple, creemos que estos puntos son un conjunto robusto de bases para ayudar a transmitir las iniciativas y enseñanzas de los miembros de WEAll a más personas y empezar a ir juntos. Como escribió el miembro de WEAll, Chris Riedy, ‘Cuando llevamos fielmente estos principios a las políticas reales y programas, terminamos con propuestas que son muy diferentes a las que tenemos ahora’.

3. ¿Qué es una economía de bienestar?

El concepto de bienestar holístico es familiar en todo el mundo, aunque pueden usarse diferentes términos para describir su idea clave: calidad de vida y prosperidad para todas las personas y sostenibilidad para el planeta.

Aun cuando esta comprensión existe en muchos lugares y culturas, el sistema económico que domina el mundo ha perdido la capacidad de organizar y distribuir eficazmente los recursos y cuidar del mundo natural. Para reafirmar las consecuencias de lo que el sistema actual refuerza, un enfoque en el crecimiento del PIB ha alineado la política económica con los intereses de unos pocos ricos y ha perdido de vista el objetivo más amplio de bienestar sostenible para todo el mundo. Esto nos lleva a la destrucción del ecosistema terrestre, pobreza generalizada, desigualdad, descontento político creciente y falta de visión para un futuro mejor.

La economía y las prácticas comerciales deben reorientarse a lo que una economía debería realmente ofrecer: una distribución equitativa de la riqueza, salud y bienestar, al mismo tiempo que se protegen los recursos del planeta para las generaciones futuras y para otras especies. Reorientando las metas y expectativas para los negocios, la política y la sociedad, podemos construir una economía del bienestar que sirva a las personas y al planeta. Una economía del bienestar ofrecerá buena vida para las personas por primera vez, en lugar de requerir tanto esfuerzo para arreglar las cosas. No dañará a las personas y al medio ambiente, con lo que se evitará tener que intervenir en el último momento para corregir el daño causado por el modelo de crecimiento económico.

Cuando todo se reduce a eso, una economía de bienestar está diseñada con un propósito diferente: comienza con la idea de que la economía debe servir, primero y principalmente, a las personas y las comunidades.

La visión compartida de una mejor manera de hacer las cosas se puede encontrar en un rango sorprendente de textos y antecedentes: está en los guiones de muchas religiones. Está contenido en cosmovisiones de las comunidades de las Primeras Naciones. Se puede leer en los estudios de expertos en desarrollo y en hallazgos de investigación sobre lo que hace que las personas estén contentas. Esta visión se hace eco en la evidencia de la psicología sobre las necesidades humanas y de la neurociencia sobre lo que hace que nuestros cerebros reaccionen y, quizás lo más importante, se escuche fuerte y claro en las conversaciones políticas deliberativas con personas de todo el mundo sobre qué realmente les importa en sus vidas.

Una economía de bienestar significa permitir que la humanidad condicione la economía, en lugar de lo contrario.

4. ¿Cuáles son los fundamentos y componentes básicos?

Algunos detalles de lo que implica una economía del bienestar

METAS

Satisfacer las necesidades humanas fundamentales, incluida la necesidad de ser valorado y respetado; las relaciones sociales y autodeterminación; y el sentido de dignidad y objetivos. Son tan esenciales para la prosperidad como la comida, la vivienda, la educación, la salud (tanto mental como física), la seguridad y el ocio.  

Distribución justa de recursos, ingresos y riqueza – en y entre naciones -, a través de las generaciones actuales y futuras y respetando otras especies.  

Se respetan los límites biofísicos del planeta. Se mantiene una economía sostenible dentro del sistema ecológico de soporte de nuestra vida que mantiene e incluso regenera proactivamente el ecosistema, reparando el daño ya hecho.  

Se promueve el bienestar inclusivo, el desarrollo humano y la prosperidad.
FUNDAMENTOS
 
Las instituciones, negocios y sociedad enfocados a proporcionar bienestar compartido en un planeta sano y regenerativo por diseño.
 
Transformaciones lejos del paradigma de desarrollo orientado al crecimiento enfocadas hacia una economía de bienestar.
 
Arraigo a la naturaleza y la localidad, apoyando el patrimonio cultural.
 
Los mercados operan de manera equitativa y justa.
 
Apoyo al emprendimiento y la creatividad.
 
Instituciones y tomas de decisiones abiertas y transparentes.
 
Medidas y concepciones del éxito de acuerdo con el bienestar, no con el PIB o ánimo de lucro
BLOQUES DE CONSTRUCCIÓN

Regenerador Ampliar los bienes comunes globales y restaurar los ecosistemas dañados. Economía circular y productos al servicio de las necesidades en lugar de impulsar el consumo. Entorno cultivado con lecciones de agroecología, economía azul y circular. Personas seguras y saludables en sus comunidades, en lugar de necesitar grandes gastos en tratamiento, curación y arreglos. Impulsado por energías renovables, a menudo generadas por comunidades locales o agencias públicas.

Cooperativo y colaborativo Gestión económica democrática (en términos de poder, escala y propiedad). Las tecnologías crean riqueza comunitaria en lugar de concentrar riqueza y propiedad. Propiedad y posesiones fundadas en las nociones de administración y derechos de las generaciones futuras. Democracia participativa y deliberativa con gobiernos receptivos a los ciudadanos. Espacio de la sociedad civil protegido. Pacto mundial para abordar los desequilibrios entre el Norte global y el Sur global.  

Determinación Empresas impulsadas por un propósito con objetivos sociales y ambientales en su ADN, utilizando la verdadera contabilidad de costos y el desarrollo de cadenas de producción e innovación para el bienestar colectivo. Seguridad económica para todos: riqueza, ingresos, tiempo y poder distribuidos equitativamente en lugar de depender de la redistribución. Los trabajos brindan significado, propósito y medios para un sustento decente. Reconocer y valorar la atención, la salud y la educación en el “centro económico” fuera del mercado. Individuos valorados por su contribución significativa en lugar de estar motivados por la adquisición de grandes sumas de dinero. Intercambio de bienes y servicios en un contexto de equidad y transparencia, realizado de la forma más local posible. Mercados éticos con huella social y ecológica reflejada en los precios. Financiado por un sistema financiero y monetario estable, justo y socialmente útil al servicio de la economía real. Posiciona el crecimiento de ingresos, ganancias, comercio y producción como un medio para alcanzar estos objetivos en ciertas circunstancias y selectivo con lo que necesita crecer. Se enfoca en medidas de progreso que reflejan la creación de valor real.  
5. Explicando una economía del bienestar en el lenguaje cotidiano

La economía nos pertenece a todos, no solo a los banqueros y los políticos. Los impuestos y otras reglas configuran la forma en que se diseña la economía, pero en realidad la economía son los empleos, las escuelas, la vivienda, las cosas que compramos y el dinero en nuestros bolsillos.

Todos participan de la economía, pero la economía no funciona para todos. El sistema económico actual se centra en el crecimiento, de la misma manera que muchas empresas están configuradas para extraer ganancias.

El crecimiento puede ser bueno, pero si solo valoramos el crecimiento, no nos enfocamos en lo que realmente importa. Por ejemplo, en una economía en crecimiento, la guerra puede ser buena, ya que aumenta las ventas de armas al igual que la mala salud aumenta el resultado final de las compañías farmacéuticas.

Pero más ventas y resultados más grandes podrían ser malas noticias para nuestro futuro. Los científicos avisan de que el planeta ya no puede soportar más. Necesitamos compartir ‘el pastel’ de manera más equitativa.

En este momento gastamos mucho tiempo y dinero tratando de reparar el daño causado por una economía que pone el crecimiento como la máxima prioridad. Este daño puede verse en la contaminación, las emisiones de carbono a la atmósfera, los trabajos que estresan a las personas y los trabajos que no pagan lo suficiente para vivir. Ante este daño, a menudo parece que lo mejor que podemos esperar son pequeños pasos que podrían mejorar un poco las cosas a corto plazo y ayudar a las personas a lidiar con las cosas del día a día.

Pero esto subestima enormemente nuestra capacidad para llevar a cabo un cambio general. Una economía de bienestar brindaría buenas vidas a las personas por primera vez, en lugar de requerir tanto esfuerzo para arreglar las cosas. Sería una economía que valore lo que importa: salud, educación, comunidades, naturaleza.

No estamos comenzando desde cero. Muchas de las ideas y ejemplos necesarios para construir una economía de bienestar ya están disponibles, solo necesitan más apoyo y unidad.

Costa Rica ofrece una mayor esperanza de vida y un mayor bienestar que los EE. UU., y con solo un tercio de la huella ecológica por persona. Nueva Zelanda está mostrando cómo diseñar presupuestos gubernamentales para una economía de bienestar, centrándose en la calidad de vida y la ventaja sobre el PIB. Hay modelos de negocios alternativos como las cooperativas que nos muestran cómo se puede conseguir el éxito más allá de las ganancias.

Cuando todo se reduce a esto, una economía de bienestar se diseña con un propósito diferente: comienza con la idea de que la economía debe servir a las personas y a las comunidades en primer lugar.

Diseñemos la economía actual para que podamos diseñar una nueva: los únicos límites son nuestra imaginación. Todos tenemos un papel que desempeñar en la construcción de un sistema que funcione para nosotros: usted hoy puede formar parte de él.

6. ¿Cómo diferirá la economía del bienestar de la economía actual? Tener una idea del contraste en una variedad de áreas y problemas

El sistema económico actual (la ‘vieja forma‘) responde a las necesidades comunes de la humanidad y el planeta de una manera que no aborda la raíz de los problemas y no mejora la vida de todos. De hecho, a menudo los problemas empeoran o, en el mejor de los casos, las respuestas actúan como ‘parches’.

En una economía de bienestar (la ‘nueva forma‘), las respuestas se centrarían en las personas, orientadas a la protección y regeneración del medio ambiente, positivas y a largo plazo. Lo emocionante es que la nueva forma ya está emergiendo, con ejemplos inspiradores en todo el mundo que nos muestran el camino.

Esta tabla presenta respuestas indicativas de la economía del bienestar en algunas de las principales áreas problemáticas a las que se enfrentan quienes deben tomar decisiones. Es un trabajo progresivo que se desarrolla conjuntamente con sugerencias que se suman regularmente. Por lo tanto, la siguiente versión es una instantánea en el tiempo.

Para obtener la versión más reciente, visite https://wellbeingeconomy.org/oldwaynewway)

Área (en orden alfabético) OLD WAY: Las respuestas de siempre NEW WAY: Respuestas basadas en la economía del bienestar
Crisis climática y comunidades Captura y almacenamiento de carbono y respuestas de emergencia ante los desastres naturales.

Las comunidades con bajos ingresos son las más afectadas por la crisis climática y soportan la mayor parte de los costes.

Aumento de la resistencia de las comunidades
Principios de la economía circular para la fabricación y uso de los recursos.

Generación de energías renovables basadas en las comunidades.

Justicia climática para asegurar que la carga de la adaptación y la mitigación sea asumida por los más responsables
Educación económica Curricula limitados a enfoques neoclásicos y enfoque limitado de la teoría de modelos.

Curricula plurales o heterodoxos

Modelos macro dinámicos y perspectiva de sistemas.

Contexto en un mundo real y vanguardista.
Sistema alimentario Los precios ignoran los costes ambientales y de producción (incluyendo los costes de transporte) y no pagan salarios dignos a los proveedores

Alimentos adictivos no saludables más baratos que los saludables.

Los pequeños productores están sometidos a los precios bajo la presión de los grandes complejos agrícolas
Cultivos de temporada, regenerativos y libres de especulación.

Establecimiento de un precio razonable en toda la cadena de suministro

Dietas basadas en vegetales de proximidad y locales

Combustibles fósiles Agotamiento de las reservas de combustibles fósiles restantes consideradas viables.

Sin planificación para el medio de vida de los trabajadores de zonas industriales abandonadas más allá de los combustibles fósiles, dejando a las comunidades económicamente desprotegidas.
Vías tangibles de aprendizaje, creación de empresas, subsidios para los trabajadores de zonas industriales abandonadas.

Capacitaciones relevantes dirigidas a la economía circular y la energía renovable.
Ciclo de materiales Lineal: coger, hacer, usar, tirar.

Obsolescencia programada.

Precios no relacionados con el costo ambiental.
Circular, reciclar y reutilizar.

Extender la responsabilidad al productor.

Los precios de los insumos y la producción reflejan el costo real y total.

Artesanos locales reparando y re-fabricando.
Pensamiento El pensamiento dominante es que no hay alternativa al capitalismo neoliberal y a los negocios tradicionales. El pensamiento dominante es que existen miles de alternativas de diseño de economías: tenemos la capacidad de diseñar economías de manera diferente.

Las economías deben centrarse en el bienestar humano y ambiental.

La innovación debe ser la norma.
Polución Los costos son cargados a terceros.

Limpiar en lugar de prevenir.
Debe cobrarse la contaminación de los bienes comunes al productor.

Tasas sobre las emisiones establecidas según criterios científicos.
Propósito de la economía
Se reduce al aumento del PIB per cápita. Medidas holísticas de progreso que abarcan bienestar humano y progreso ecológico, incluso para las futuras generaciones.

Co-creación de estas medidas a través de una amplia consulta pública.
Trabajo Especialización y atomización.

Trabajadores tratados como ‘inventario de oportunidad ‘ y un coste a reducir.

Tareas compartidas, autonomía transferida.

Trabajadores tratados como seres humanos.

El trabajo compartido para permitir una mayor igualdad económica y reducir el tiempo de trabajo para permitir otras actividades en la vida de los empleados.

La remuneración refleja el valor social (no solo lo que deciden los “Comités de Compensación”). Los empleados reciben una parte decente del valor que crean.
7. Agradecimientos

Todo el material anterior ha surgido de conversaciones y discusiones con personas de la familia WEAll y otras. Gran parte se sintetiza a partir de sus informes, publicaciones y audiovisuales. Hay muchas mentes e ideas para poder reconocerlas individualmente, pero su trabajo es vital para estar al corriente de la comprensión de una economía de bienestar.

** Descargo de responsabilidad: WEAll es una asociación, no un organismo representativo. Con más de 100 organizaciones afiliadas en todo el mundo, su pertinencia incluye una gran amplitud de enfoques, puntos de vista y experiencias. Estos documentos de WEAll Ideas se benefician del conocimiento de nuestros diversos miembros y asociados, pero no necesariamente representan las posiciones de sus organizaciones o posiciones individuales. WEAll se enorgullece de respaldar y ampliar las ideas en este documento, pero al hacerlo no las presenta en nombre de nuestra asociación al completo.

https://wellbeingeconomy.org/wp-content/uploads/2019/12/A-WE-Is-WEAll-Ideas-Little-Summaries-of-Big-Issues-4-Dec-2019.pdf

Traducción: Francesc Sardà i Isabel Palomera

Print Friendly, PDF & Email

Un comentario

  1. Rosa Elena Olivares

    Me encanta el concepto nos urge evolucionar nuestra economía con un mayor nivel de conciencia colectiva. Quisiera participar en su alianza. Dejo mi correo y si pudieran orientarme en como iniciar dentro de mi comunidad a generar el cambio desde mi pequeña contribución con mi actividad profesional. Sitio web: http://www.concienciatrasendental. com
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *